Masters y MBA online y a distancia

Tecnologías de la información en el turismo rural

Tecnologías de la información en el turismo rural

Los canales de promoción y de reserva han cambiado para adaptarse a un consumidor cada vez más ávido de información sobre sus posibilidades. Los turistas han variado el modus operandi y, antes de emprender su desplazamiento, buscan información turística de su destino en Internet, así como posibles alojamientos, restaurantes, visitas, etc.

En el destino utilizan las tecnologías móviles para recabar asesoramiento sobre el terreno acerca de lugares o negocios que se encuentran en su visita. En este caso las tecnologías de posicionamiento e interacción directa con el usuario juegan un papel primordial.

La capacidad de interactuar que proporciona el mundo 2.0 para el empresario turístico es enorme cuando se trata de escuchar la opinión directa del cliente y la de promoción del negocio.

El viaje comienza el día que un usuario se pone en frente del ordenador y teclea el destino unido a un hotel en un buscador o destino unido a ruta turística, etc., para indagar sobre diferentes aspectos del trayecto.

La información disponible le será útil, entre otros aspectos, para:

  1. Elegir destino final.
  2. Comparar y contratar el alojamiento.
  3. Buscar restaurantes y locales de ocio por la zona.
  4. Ver posibles actividades turísticas en el destino.

El turismo rural no está exento de estas ventajas, que cada vez se hacen más necesarias; en cambio encontramos trabas a la hora de materializar la aplicación del uso de las nuevas tecnologías en la gestión empresarial, esto es, que por diversas razones en las empresas de turismo rural el uso de las tecnologías de la información aún no se ha generalizado al nivel que lo está haciendo en la industria turística en general.

Herramientas en la Red

Los instrumentos de los que dispone el cliente en internet para recopilar datos antes de emprender su viaje o elegir un determinado lugar son, por un lado, la información que nos proporcionan los buscadores y, por otro, las Web y Redes Sociales especializadas en turismo y ocio.

Podemos diferenciar:

  1. La página web: Es imprescindible que nuestro negocio tenga una presencia Web que nos asegure visibilidad en la Red. Las claves son un diseño atractivo acompañado de una generación de contenidos con regularidad que resulten atrayentes. Estas son algunas de las recomendaciones básicas sobre cuestiones que debe reunir una página web del sector turístico:
    1. Contacto: el teléfono y una dirección de email para podernos localizar en caso de que sea necesario un trato directo.
    2. Idiomas: la página debe estar traducida al menos al inglés.
    3. Capacidad para realizar una reserva online sin intermediación directa.
    4. Integración en el portal Web de los distintivos de las Redes Sociales en las que estamos presentes.
    5. Detallar información sobre la zona, consiguiendo aportar atractivo para el visitante y lograr captar su atención.
    6. Presentación de servicios añadidos a nuestro negocio como, por ejemplo, rutas guiadas, visitas a bodegas, etc.
    7. Posibilidad de subscripción a una Newsletter que nos brindará la oportunidad de enviar información renovada de nuestros servicios y ofertas vía email.
    8. Mapa personalizado con la localización y elementos promocionales, si lo consideramos necesario.
  2. El blog: Son muy recomendables los blogs debido a su sencillez y capacidad para generar una interacción continua con el usuario y entre los clientes. Tenemos que ser conscientes de la dificultad que puede entrañar la creación regular de contenidos, por eso es adecuado que identifiquemos blogs especializados y participemos en ellos bien generando comentarios o como redactores. Otra de las opciones es integrar el blog dentro de nuestra Web.
  3. La medición y análisis de resultados: La medición y análisis de resultados es básico a la hora de evaluar nuestras acciones y campañas en la Red: Actualmente existen numerosas herramientas que nos ayudan a calibrar ciertos indicadores sobre nuestro posicionamiento Web. Es interesante utilizar estos mecanismos para detectar errores, planificar estrategias, estudiar tendencias... de tal forma que vayamos mejorando paulatinamente la ubicación de nuestra página. La aplicación gratuita más completa para poder realizar valoraciones sobre nuestra Web es Google Analytics. Gracias a esta herramienta online podremos tener un control total sobre los indicadores y estadísticas de nuestro portal, así como obtener informes exhaustivos. Para poder usarlo simplemente deberemos darnos de alta en el sistema e introducir un fragmento de código en nuestra página para que la aplicación pueda obtener los datos pertinentes.
  4. Posicionamiento en buscadores: Se trata de un conjunto de acciones que tienen como fin dar la mayor visibilidad posible a una página Web en los resultados de los principales buscadores (Google, Yahoo, Bing, etc.). A todas estas tareas se las denomina como SEO (Search Engine Optimization). Hoy en día la mayoría del tráfico de Internet llega a las páginas a través de los buscadores, por lo que mejorar el posicionamiento se convierte en un requisito fundamental si queremos aumentar las visitas a nuestro negocio en la Red. Posicionar nuestra página Web es un proceso lento que requiere ciertos conocimientos y dedicación. Por lo que es necesario invertir tiempo y recursos si queremos obtener buenos resultados a largo plazo. Los buscadores tienen una serie de programas rastreadores que analizan las direcciones Web continuamente y que, en función de una serie de requisitos, las situarán en los resultados de búsqueda en una u otra posición. Consejos a tener en cuenta para el posicionamiento:
    1. Nombre de dominio (URL): cuanto más sencillo y descriptivo mejor.
    2. Navegabilidad: la estructura de nuestro sitio Web debe ser lo más simple y precisa posible.
    3. Optimización de código HTML (títulos, descripciones, palabras claves, imágenes, optimizador de enlaces, etc.)
    4. La generación de contenidos con regularidad que produzcan enlaces externos a nuestra web son el elemento de más peso en el posicionamiento en los buscadores.
  5. Las redes sociales: Las Redes Sociales son plataformas de interacción social donde los usuarios intercambian información de interés mutuo. En palabras sencillas, podríamos decir que son un grupo de “amigos” compartiendo comentarios sobre temas comunes. En la actualidad se están convirtiendo en un fenómeno de masas en el que cada vez se expresan más opiniones. Es muy provechoso para las empresas estar presente en ellas, aunque sólo sea como estrategia de “escucha”. Dentro de la clasificación de todas las Redes Sociales podemos distinguir entre:
    1. Generalistas: redes tipo Facebook, MySpace, Twitter o incluso Tuenti, son útiles, sobre todo, para conseguir y mantener contactos sociales -de amistad o sentimentales-, en las que el objetivo principal del usuario es compartir sus gustos, preferencias y estilo de vida con otras personas.
    2. Profesionales: son redes en las que los internautas buscan establecer contacto de tipo laboral, académico o comercial. También son denominadas networking profesional. Entre ellas destacamos Xing, Linkedin o Computer love.
    3. Temáticas: en éstas los usuarios se inscriben para compartir intereses específicos: música, gustos culinarios, arte, etc. Son redes de este tipo Flickr, Panoramio, YouTube, etc.
  6. La reputación on-line: Como estamos comprobando, Internet como motor de la información y de la comunicación se ha situado en la piedra angular de la vida del mundo occidental. La evolución de la tecnología hacia un modelo en el que el usuario se siente protagonista y puede aportar u opinar sobre los contenidos ha supuesto, a su vez, un avance en la interlocución de la empresa con el resto del mundo. La reputación viene dada por las opiniones vertidas hacia nosotros o nuestro negocio y, tal como hacemos en el mundo offline, debemos preocuparnos por lo que puede decirse en el mundo online. Características que diferencian la opinión online de la offline:
    1. Perdurabilidad: las opiniones pervivirán en el tiempo. Cualquier comentario positivo o negativo sobre nuestra compañía no desaparecerá de la Red.
    2. Viralidad: gracias a las Redes Sociales y su capacidad de trasmitir la información entre personas, el volumen de difusión de ésta se multiplica exponencialmente. Expresando nuestra opinión sobre un determinado producto, se transmite a la red de nuestros amigos que, igualmente, pueden hacer lo mismo con los suyos, provocando un efecto multiplicador que hace pensar en la potencialidad -y en el riesgo- de la presencia de determinadas valoraciones sobre nuestra empresa.
    3. Infoxicación: la inmensa capacidad para transmitir información acarrea que en muchas ocasiones tengamos una sobrecarga de datos que hace muy difícil localizar fuentes fiables, lo que induce a que no contrastemos suficientemente lo que hallamos en la red y podamos incurrir en errores.
  7. Geo-posicionamiento: Geo-posicionamiento es el concepto general de la suma de marketing y posicionamiento. aplicaciones por geo-posicionamiento como Foursquare o Gowalla nos proporcionan una forma de captación y fidelización de clientes. El funcionamiento de este tipo de aplicaciones es muy simple y premia la fidelidad de un usuario hacia un sitio físico, permitiéndole decir: “estoy aquí” (hacer un check in) y en función del número de check ins realizados se le asignan categorías. Podemos dar de alta nuestro negocio en este tipo de aplicaciones y realizar promociones a los usuarios más asiduos, a los que vengan a una determinada hora, etc., teniendo en cuenta que a la par que realizan el posicionamiento a través del móvil, también tienen la ocasión de comentar nuestros servicios. En este sentido es fundamental que, desde el primer momento, nuestro negocio esté incluido en Google Maps, para lo que procederemos a darlo de alta. Puede darse el caso de que nuestra empresa ya esté operativa -sin nuestro conocimiento- y que los datos no sean correctos y/o queramos reclamarlos.

En una estrategia de promoción turística global de nuestra empresa debemos elegir las Redes Sociales en las que queremos estar presentes teniendo en cuenta nuestras necesidades:

  1. Con un perfil de Facebook y/o Twitter para poder interactuar con los clientes.
  2. Un canal en YouTube o Vimeo para compartir vídeos.
  3. Una cuenta en Flickr, Panoramio, Picassa para compartir fotografías.

Existen tres estrategias para la reputación online que podemos ejecutar:

  1. Escuchar: realizar una labor preventiva para saber lo que sobre nosotros se divulga en la red, elaborando un plan de reacción por si debiéramos intervenir ante informaciones que nos afecten.
  2. Escuchar y participar: además de proceder cautelosamente, es conveniente efectuar nuestras propias aportaciones creando contenidos que puedan interesar a nuestra audiencia.
  3. No hacer nada.

 

.

Valora este artículo del blog:
Las estrategias de crecimiento empresarial
E-commerce: Vendiendo en línea
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 22 Julio 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa