Masters y MBA online y a distancia

¿Qué es el Fondo de maniobra?

¿Qué es el Fondo de maniobra?

“El análisis del balance se hace a partir de balances de si­tuación históricos referentes a los dos o tres últimos años de la empresa. No obstante, también es muy útil analizar el ba­lance previsional para los próximos ejercicios.”

Recomendación previa, leer:

Fondo de maniobra

Si tuviésemos que resaltar lo más importante de la contabilidad financiera, quizá señalaríamos la propiedad bidimensional o principio de dualidad, que consiste en entender las transacciones de naturaleza económica de las empresas desde dos puntos de vista opuestos y, a la vez, complementarios:

  1. Destino o empleo de los recursos financieros (inversión)
  2. Origen de los recursos (financiación)

Por tanto, siempre se va a cumplir lo siguiente:

Inversión = Financiación

La inversión recoge el destino dado a los recursos financieros. Sirvan de ejemplo la adquisición de materias primas, la compra de una máquina, la contratación de un servicio, etc.

En definitiva, es el activo contable de un balance.

La financiación se refiere al origen de los recursos financieros empleados. Tenemos como ejemplo las aportaciones de los accionistas, las deudas con suministradores, los préstamos con entidades financieras, etc. Contablemente, la financiación se denomina pasivo del balance.

activo-y-pasivo

inversion-y-financiacion

En consecuencia, un balance se sintetiza de la siguiente forma:

Para poder realizar el análisis de los conceptos que son nuestro objeto de estudio (las NOF y el fondo de maniobra) será necesario conocer la composición del activo y del pasivo del balance.

En una primera clasificación, podemos subdividir el activo en las partes siguientes:

  • Activo circulante

Es una parte del patrimonio de las empresas. Los activos circulantes son parte de las inversiones necesarias para llevar a cabo el ciclo normal de la empresa:

Como vemos en el gráfico, los activos circulantes desempeñan un papel fundamental en la generación de los beneficios. Son elementos como tesorería, compras, existencias y cuentas a cobrar, que se convierten en liquidez mediante la venta y el cobro, para de nuevo iniciar un nuevo ciclo con la compra de existencias. Los activos circulantes se encuentran en constante actividad y no tienen un carácter permanente en la empresa. Son los encargados de generar el beneficio y de producir el valor añadido.

Activo-circulante

  • Activo fijo o inmovilizado

Está integrado por elementos que tienen un carácter permanente en la empresa, por lo que van a permanecer varios ejercicios en ella. Permiten el funcionamiento normal de la empresa.

La adquisición del activo fijo suele requerir grandes inversiones (recursos financieros) cuyo carácter debe ser también permanente, al igual que los bienes a los que están financiando.

De lo contrario, podría ocasionar un desequilibrio en la estructura financiera de la empresa.

Los activos fijos se deprecian o amortizan. Esto quiere decir que, durante la vida útil de dichos activos, los recursos financieros invertidos en éstos se imputan como coste o gasto en la cuenta de resultados. Al citado coste por la depreciación se denomina “amortización económica”.

Por su parte, el pasivo contable también se puede dividir en dos grandes masas patrimoniales, a saber:

  1. Pasivo circulante

Está integrado por los recursos financieros a corto plazo. Los pasivos circulantes deben destinarse a la financiación del activo circulante, consiguiéndose así un adecuado equilibrio financiero que permita a la empresa devolver los recursos ajenos en el plazo comprometido.

El pasivo circulante está integrado por los créditos concedidos por los suministradores (proveedores) de las existencias adquiridas por la empresa, los préstamos a corto plazo y cualquier otra deuda que la empresa tenga la obligación de pagar en un plazo no superior al año.

  1. Pasivo fijo o capitales permanentes

Son los recursos financieros cuya permanencia en la empresa es de varios años. Deberán ir destinados a financiar los elementos del activo que tengan la misma duración o permanencia en la empresa.

Los capitales permanentes están formados por los créditos concedidos a la empresa a medio y largo plazo, los beneficios no distribuidos (reservas) y las aportaciones de los propietarios o socios (capital). Contablemente, el capital y las reservas constituyen lo que se denomina “neto contable” o “pasivo no exigible”.

Las reservas permiten la autofinanciación de la empresa, lo que le otorga autonomía financiera al disponer de ciertos recursos propios para financiar algunas inversiones a medio y largo plazo.

Para hablar del concepto de fondo de maniobra, es necesario hacer una primera referencia al concepto de ciclo financiero. En el inicio de la actividad empresarial, por ejemplo, en la constitución de una sociedad anónima, el primer acto es el desembolso total o parcial del capital social, que afluye a la tesorería de la empresa. A continuación, se adquiere un equipo fijo y unas instalaciones, que constituyen el activo inmovilizado de la misma. Finalmente comienza el proceso productivo con la compra de materias primas, pago de gastos directos de fabricación y de gastos generales, así como la venta de productos terminados y el cobro de los mismos. El proceso productivo es alimentado por un flujo financiero. Las disponibilidades líquidas salen de la tesorería a través de las operaciones de venta de productos y cobros de tales importes.

Una empresa puede tener ciclos financieros largos y cortos, pero a partir de los productos terminados, ambos ciclos se funden en uno solo. El flujo financiero, a través del proceso de venta, se inmoviliza transitoriamente en las cuentas de derechos de cobro y cuándo éste se hace efectivo, regresará a la tesorería el dinero.

El fondo de maniobra recibe distintas denominaciones:

  • Fondo de rotación
  • Capital circulante
  • Capital de trabajo
  • Capital en giro

En inglés se le llama working capital.

Conceptualmente, el fondo de maniobra está integrado por los recursos financieros de carácter permanente de la empresa que quedan después de financiar el activo fijo o inmovilizado. Por ello, se puede afirmar que el fondo de maniobra es un concepto de pasivo. El estudio del fondo de maniobra, diferencia entre el activo circulante y exigible a corto plazo, es una etapa indispensable del análisis financiero, ya que permite conocer la estructura patrimonial que más conviene a una determinada empresa. El fondo de maniobra indica la parte del capital circulante que ha sido financiado con recursos permanentes.

El fondo de maniobra, también denominado capital circulante, capital de trabajo o fondo neto de rotación, se calcula como sigue:

Fondo de Maniobra = Activo Circulante - Pasivo Circulante

Sin embargo, esta forma de calcular el fondo de maniobra induce a error, ya que parece que el concepto de fondo de maniobra va ligado al activo circulante, cuando en realidad hace referencia a recursos financieros, es decir, al pasivo.

Por ello, parece más acertado calcular el fondo de maniobra de la forma siguiente:

Fondo de Maniobra = Recursos Permanentes – Activo Fijo

Esta representación muestra claramente que los recursos financieros permanentes que sobran después de cubrir el inmovilizado o activo fijo son, en sentido literal, el “margen de maniobra” de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago asociadas a su actividad corriente o ciclo operativo.

El estudio del fondo de maniobra se concreta para cada empresa, no existe una situación ideal específica, si bien es una de las magnitudes clave a controlar en una empresa.

En primer lugar, porque ayuda a garantizar la supervivencia de la empresa (muchas empresas rentables han quebrado por falta de fondo de maniobra) y, en segundo lugar, porque puede ayudar a aumentar la rentabilidad de la misma.

Conceptualmente, se trata de la diferencia entre el Activo Corriente (compuesto por existencias, realizable -derechos de cobro a corto plazo- y disponible –tesorería-) menos el Pasivo Corriente (las obligaciones de pago a corto plazo, etc). Desde el punto de vista de liquidez, vemos en el gráfico lo que se puede llamar el ‘semáforo’ de liquidez. Dado que el Activo está ordenado de menor a mayor liquidez y el Pasivo, que está ordenado de menor a mayor exigibilidad (los recursos permanentes – recursos propios y pasivo no corriente-, menos exigibles, el pasivo corriente, más exigible) a la inversa. Dicho esto, vemos que el nombre de FM da una idea intuitiva de a qué se refiere:

Fondo (también llamado Margen o se podía llamar de cualquier otra manera; muchos lo llaman el ‘colchón’).

De Maniobra: porque eso es lo que te otorga, capacidad de maniobra para poder atender los pagos en el corto plazo, y su vez, poder seguir desarrollando con normalidad la actividad (acometer nuevas adquisiciones, inversiones, etc). Lógicamente, en términos generales, se entiende que una empresa está más sana (desde el punto de vista de liquidez) cuando dicha magnitud es positiva.

Así pues, tener un fondo de maniobra suficiente es garantía de estabilidad de la empresa ya que, desde el punto de vista financiero, es aquella parte del activo circulante que se financia con recursos permanentes.

Fondo de Maniobra = Capitales Propios+Exigible a Largo-Activo Fijo

O lo que es lo mismo

Fondo de Maniobra = Recursos Permanentes – Activo Fijo

Es decir, que el fondo de maniobra es el montante de recursos permanentes con que se financian las operaciones de carácter circulante. En la empresa coexisten dos ciclos financieros, el del capital fijo o a largo plazo y el del capital circulante o a corto plazo.

Ambos transcurren a través del proceso dinero-bienes-dinero. El fondo de maniobra es el volumen de recursos financieros permanentes que habrá que mantener materializados en inversiones circulantes para que el ciclo corto pueda desarrollarse sin problemas. Cuanto más larga sea la duración de este ciclo, el fondo de rotación tendrá que ser más elevado.

Por el contrario, si la fluidez del ciclo fuera de grado tal que no resultara preciso hacer acopio de materias primas o productos terminados para poder llevar a cabo la producción y la venta, entonces el ciclo se reduciría enormemente (como ocurre en muchas empresas de servicios) y si además la mayoría de las ventas fueran al contado se acortaría sensiblemente el plazo de conversión en liquidez de los derechos de cobro.

Ahora bien, se trata de un fondo y no de un flujo, es decir, tiene carácter estático y, por ello, será una porción del activo de la empresa, que podremos identificar con las inversiones en circulantes: existencias, derechos de cobro, y dinero, menos los pasivos financieros a corto plazo.

El siguiente gráfico nos muestra el fondo de maniobra de Acciona, S.A. para los ejercicios 2008 y 2009. En ambos periodos presenta un fondo de maniobra positivo a pesar de que en 2009 se ha reducido levemente, debido a que el pasivo corriente se ha incrementado (22,1%) en mayor medida que el activo corriente (4,4%).

Además de tener un fondo de maniobra positivo, el activo corriente se compone en más de un 85% en activos líquidos (inversiones financieras y efectivo). Dados los problemas de liquidez y los elevados índices de morosidad es importante evaluar la partida de deudores comerciales, su antigüedad y de que esta no represente un alto porcentaje del circulante.

fondo-de-maniobra

Continuación...

Valora este artículo del blog:
Materiales más usados en montajes y construcciones...
Normas control oficial de productos alimenticios
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 13 Diciembre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa