¿Qué son las Necesidades nutricionales y energéticas?

¿Qué son las Necesidades nutricionales y energéticas?

Se denominan necesidades nutricionales a las cantidades de nutrientes que es preciso aportar diariamente al organismo humano para que desarrolle sus funciones. Estas necesidades se establecen para cada persona, en función de sus características (edad, sexo, peso corporal, talla, estados fisiológico y nutricional, actividad física e intelectual que desarrolla, entorno geográfico, etc.).

Necesidades nutricionales y energéticas

Entre las necesidades que el organismo humano debe cubrir se encuentran las energéticas, pues se considera al mismo como una máquina que “quema” los nutrientes para producir la energía que necesita para desarrollar sus actividades vitales. Dichas necesidades energéticas responden a dos funciones:

  1. Producir la energía indispensable para que el organismo se mantenga con vida en condiciones de absoluto reposo físico y psíquico (mantenimiento del metabolismo basal).
  2. Producción de la energía necesaria para desarrollar la actividad propia de cada individuo.

La energía se mide en calorías (cal), aunque es más frecuente la kilocaloría (kcal) termo química.

Una kilocaloría es la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura de un litro de agua desde 14,5 °C hasta 15,5 °C.

También puede expresarse en kilojulios (KJ). 1 kcal equivale a 4,184 KJ e, inversamente, 1 KJ a 0,239 kcal.

nutrientes

Los nutrientes que cubren estas necesidades energéticas son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. La cantidad de calor que se obtiene al quemarlos en el organismo se denomina valor calórico fisiológico. Así:

  • 1 gramo de hidratos de carbono proporciona 4 kcal (16,7 kJ).
  • 1 gramo de grasas proporciona 9 kcal (37,7 kJ).
  • 1 gramo de proteínas proporciona 4 kcal (16,7KJ).
  • 1 gramo de alcohol proporciona 7 kcal (29,3 kJ).

Así el peso corporal depende en gran medida de las calorías ingeridas. Para mantener ese peso se necesita ingerir una cantidad de calorías que se corresponda exactamente con las que necesita el organismo.

La cantidad de energía que necesita nuestro organismo debe provenir de los nutrientes en los siguientes porcentajes:

  • Del 55% al 65% de los hidratos de carbono.
  • Del 25% al 30% de las grasas.
  • Del 12% al 13% de las proteínas.

Pero además de energía, nuestro organismo necesita que le suministren los elementos reguladores (vitaminas y sales minerales), contenidos en los alimentos reguladores. Cuando se ingiere un exceso de vitaminas hidrosolubles, estas se eliminan por la orina, mientras que el exceso de vitaminas liposolubles se acumula en el organismo y puede llegar a resultar perjudicial.

Términos en relación al consumo de energía

Podemos diferenciar cuatro términos relacionados con la energía:

  1. Gasto Energético en Reposo (GER), la cantidad de energía que utiliza una persona en 24 horas cuando está en reposo, 3 a 4 horas después de una comida.
  2. Gasto Energético Basal (GEB) que se refiere al total de la energía que se utiliza en 24 horas por una persona que se mantiene en reposo, 12 horas después de la última comida, en una temperatura y un ambiente cómodos.
  3. Tasa Metabólica en Reposo (TMR) que se define como la energía de reposo gastada expresada como kcal/día.
  4. Tasa Metabólica Basal (TMB) que se emplea para designar a la medición del gasto energético basal y se expresa como kcal/día.

Los dos primeros términos hacen referencia al consumo de energía que se gasta en las actividades necesarias para vivir (respiración, circulación, síntesis de compuestos, mantenimiento de temperatura corporal, etc.), mientras que los dos últimos términos se relacionan con la medición de este consumo.

La forma habitual de cuantificar las necesidades de energía de un individuo consiste en sumar sus necesidades vitales de energía (tasa metabólica basal) con la cantidad de energía que se dedica a la termogénesis alimentaria (efecto térmico de los alimentos) y la cantidad correspondiente a la actividad física que realiza.

consumo-de-energía

Efecto térmico de los alimentos:

Este término se refiere al aumento del gasto energético (termogénesis) durante tres o cuatro horas después de ingerir alimentos.

Aún no se conoce con exactitud la naturaleza de este fenómeno, pero se sabe que la magnitud de su efecto no se relaciona con el volumen de comida ingerido, sino con las calorías consumidas y que supone aproximadamente el 10% de la energía que se ingiere.

Factores que determinan la Tasa Metabólica Basal (TMB)

Los factores que determinan la TMB de los individuos son: tamaño y composición corporal, la edad, el sexo, la temperatura y el estado nutricional.

  • Tamaño. La TMB fundamentalmente está determinada por el peso y la superficie corporal, ya que la pérdida de calor es proporcional a esta última. Así, los individuos de talla más grande gastan más energía por kilogramo de peso para mantener su temperatura corporal, que los individuos de menor tamaño.
  • Composición. Estudios recientes han demostrado que la TMB depende principalmente de la masa libre de grasa (o masa corporal magra), que puede medirse con mayor certeza utilizando la medida de la densidad corporal.
  • Edad. Por kilogramo de peso, la TMB es mayor durante las etapas de crecimiento. De hecho, se asume que este valor es más alto en la vida prenatal. En los dos primeros años de vida, se mantiene en cifras considerables, y a partir de esta edad tiende a disminuir, para volver a incrementarse durante la pubertad. En el adulto, el gasto basal disminuye un 0,4% anual a partir de los 30 años de edad.
  • Sexo. Los varones tienen una TMB superior a la de las mujeres, pero la diferencia es debida básicamente a la composición corporal. La proporción de la masa corporal magra con respecto del tejido adiposo está en función tanto del sexo, como de la edad y el desarrollo muscular. Las mujeres, que por lo general tienen más grasa, en proporción al músculo, con respecto a los hombres tienen tasas metabólicas aproximadamente del 5% al 10% inferiores a los varones del mismo peso y talla.
  • Temperatura. Las condiciones de termoneutralidad suponen una temperatura ambiental entre los 20 y 30°C, intervalo en el cual no se requiere ajuste alguno para la TMB; por debajo de los 20 °C tampoco se necesita ajustar, siempre que los individuos se protejan mediante la ropa para mantener el equilibrio térmico. Sin embargo, las personas que están expuestas al calor o que realizan trabajos físicamente pesados en climas calientes necesitan hacer un ajuste del 0,5% del requerimiento energético total por cada grado que supere los 30 °C. Por otra parte, la fiebre aumenta la tasa metabólica basal cerca del 13% por cada grado superior a 37 °C.
  • Estado nutricional. La desnutrición produce una disminución del gasto energético basal; esta disminución representa un mecanismo de adaptación por medio del cual el organismo reduce sus funciones vitales en un intento por ahorrar la escasa energía disponible.

Valora este artículo del blog:
Compras estratégicas de la empresa
La Cumbre del Clima cierra sin consenso para lucha...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 28 Marzo 2020
            

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional