¿Qué diferencias existen entre alergia e intolerancia alimentaria?

¿Qué diferencias existen entre alergia e intolerancia alimentaria?

En general, la mayoría de la gente puede disfrutar de una variedad de alimentos sin consecuencias desagradables. Sin embargo, hay personas para las que una comida con alimentos seleccionados inadecuadamente puede terminar en signos de intoxicación, erupciones cutáneas o incluso un shock anafiláctico. La reacción patológica a los alimentos puede ser de dos tipos: alergias propiamente dichas o intolerancia alimentaria. Y es crucial entender la diferencia entre las dos, en este post te las explicamos.

La intolerancia alimentaria

Este trastorno puede ser tanto congénito como adquirido. Si no se conoce a tiempo, la intolerancia alimentaria puede causar trastornos metabólicos y, en consecuencia, el sobrepeso y el desarrollo de enfermedades crónicas.

Una de las primeras cosas que se debe entender sobre la intolerancia alimentaria es que nada tiene que ver con las alergias. Sí, después de consumir un producto que no es adecuado para el cuerpo, suele producirse una reacción alérgica. Sin embargo, la naturaleza de la reacción es completamente diferente a la de una alergia.

Muchas personas no tienen idea de que son intolerantes a determinados alimentos, pero culpan de las molestias a la mala calidad de los alimentos o a sus propios problemas de salud. Sin embargo, según los científicos, aproximadamente una de cada tres personas desarrolla intolerancia a los productos lácteos a medida que envejece, mientras que una de cada cien desarrolla intolerancia a los cereales. También mucha gente no tolera las setas, los guisantes o las bayas. Casi la mitad de la población mundial es intolerante a uno u otro alimento (o a varios productos) y la mayoría de ellos ni siquiera sospecha de ello.

Los signos de intolerancia alimentaria pueden manifestarse en 2 días o incluso más tarde después del consumo de productos que no son aceptables para el organismo. Un ejemplo común de intolerancia alimentaria es la adquirida al gluten (una proteína que se encuentra en los cereales).

intolerancia-al-gluten

La alergia alimentaria

Una alergia es una reacción del sistema inmunológico a una sustancia que es extraña y dañina para el mismo organismo. Cuando la gente habla de alergias a los alimentos, normalmente se refieren a una reacción anormal del sistema inmunológico a los componentes individuales de los alimentos.

Algunas personas pueden comer cualquier alimento, mientras que otras son reacias a consumir una gran variedad, esto debido a que el sistema inmunológico reacciona de modo distinto a los componentes de los alimentos, como a los cuerpos extraños, lo que desencadena una reacción protectora en el cuerpo.

✅Diferencias entre alergias e intolerancias alimentarias👈

Para entender por qué se produce la intolerancia alimentaria, primero tenemos que entender (al menos en términos generales) los principios de la digestión. En pocas palabras, después de que el alimento entra en nuestro tracto digestivo, se descompone en partes diminutas y nutrientes (vitaminas, proteínas, grasas, carbohidratos, etc.), y ya en forma de micronutrientes entra en la sangre. Si el proceso de digestión no procede como la naturaleza lo pretende, los alérgenos no controlados y no neutralizados pueden entrar en el torrente sanguíneo.

Es decir, mientras que las alergias se basan en el mal funcionamiento del sistema inmunológico, la intolerancia a ciertos alimentos es únicamente culpa del sistema digestivo, que no produce las enzimas necesarias para descomponer completamente el alimento. A menudo este trastorno se debe a factores genéticos o se desarrolla después de tomar antibióticos muy frecuentemente a una edad temprana (cuando se desarrolla la disbacteriosis de los intestinos).

Así, por ejemplo, si el cuerpo no produce enzimas que descompongan la lactosa, una persona desarrolla intolerancia a los alimentos lácteos (deficiencia de lactasa). A propósito, la intolerancia a los lácteos afecta a casi el 70% de la población adulta del planeta. Lo más frecuente es que los especialistas relacionen la intolerancia a la lactosa con una mutación del gen responsable de la producción de lactasa (una enzima utilizada para descomponer los alimentos lácteos). La enfermedad celíaca también se ha atribuido a trastornos genéticos. Una persona con este trastorno no puede digerir los alimentos que contienen gluten (el gluten que se encuentra en muchos granos). Según varias estimaciones, esta enfermedad afecta a una de cada cien personas en todo el mundo.

intolerancia-a-los-alimentos-lácteos

A menudo el cuerpo se niega a digerir los alimentos que contienen ciertas sustancias químicas, como los conservadores o los colorantes. Además, esta condición puede ocurrir debido a enfermedades crónicas del tracto digestivo, el estrés o a una ecología deficiente.

A veces la intolerancia a ciertos alimentos puede ir acompañada de alergias. En este caso, una persona tiene síntomas de ambos trastornos al mismo tiempo. A menudo una alergia alimentaria no se manifiesta si el producto alergénico se consume por primera vez. Es decir, cuando una persona prueba algo nuevo por vez primera, el sistema inmunológico puede no tener tiempo de orientarse y responder con una reacción alérgica. Pero en el caso de la intolerancia alimentaria, tal truco no funcionará. Si el cuerpo no tiene la enzima necesaria, la reacción se producirá cada vez que se coma el producto equivocado.                                                                    

Conozca nuestro MBA - Especialidad Gestión Ambiental

Valora este artículo del blog:
Funciones de la cultura organizacional?
Clasificación de la comunicación empresarial en el...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Domingo, 24 Enero 2021
            

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional