9 sugerencias para mejorar las habilidades sociales

9 sugerencias para mejorar las habilidades sociales

Las habilidades sociales son necesarias para construir mejores relaciones con las personas. Además, desarrollar estas habilidades contribuye en el descubrir una versión novedosa de sí mismo. Aquí te compartimos nueve sugerencias para optimizarlas.

1.      Aprender a escuchar

Esta recomendación viene con una primera comprensión: quizás esta es la habilidad más importante en la comunicación y, por lo tanto, en el desarrollo de habilidades sociales.

Existen cuatro razones por las que se necesita escuchar al interlocutor:

  • Se obtiene información.
  • Se comprende el punto de vista.
  • Se disfruta la conversación.
  • Se aprende algo.

La habilidad a dominar se llama escucha activa. Se hace un esfuerzo consciente no solo para escuchar las palabras de una persona, sino más importante, para comprender la esencia de su mensaje.

escucha-activa

Si al principio resulta difícil concentrarse en lo que dice una persona, repetirse las palabras a sí mismo ayudará a concentrarse. Otros aspectos que pueden ayudar:

Prestar atención

Mostrando al interlocutor que se le está escuchando:

  • Haciendo contacto visual.
  • Poniendo a un lado cualquier cosa que pueda distraer: el teléfono, los pensamientos.
  • Ignorando las distracciones ambientales.
  • Leyendo el lenguaje corporal con el que se expresa.

Mostrar que se está escuchando

Empleando el propio lenguaje corporal para transmitir atención:

  • Asintiendo periódicamente.
  • Sonriendo y respondiendo a las palabras con gestos y expresiones faciales.
  • Prestando atención a la propia postura y asegurarse de que muestre apertura.
  • Animando al orador a continuar.

Hacer comentarios

Los filtros personales, suposiciones, juicios y creencias pueden distorsionar lo que se escucha. El papel de oyente es comprender lo que está en juego.

  • Reformulando lo que dice el interlocutor: "¿Entiendo correctamente esto...?".
  • Haciendo preguntas para aclarar algunos puntos: "¿Qué quiere decir cuando dice...?".
  • Resumir brevemente lo que se escuchó: "Entonces, según tengo entendido...".

No interrumpir

Por supuesto, hay excepciones, pero aun así procede el hecho de no interrumpir.

2.      Mejorar la comunicación verbal

Este es un tema complejo y, sin embargo, se pueden estudiar varios principios básicos para aplicarlos.

Modular el volumen y tono de voz

El tono puede llevar a una situación aparentemente perfecta. Al compartir experiencias difíciles, pueden sonar como queja de una vida dura. Ensayar frente a un espejo, favorecerá el aprendizaje para expresar emociones específicas unidas al tono de voz.

Es importante ajustar el volumen de voz, para evitar hablar demasiado bajo o alto, procurando no poner al interlocutor en una situación incómoda.

Aprender a iniciar una conversación

Comenzar con algo universal, no personal, de lo contrario podría parecer ofensivo para algunas personas. 

Mantenerse alejado de temas polémicos

Lo principal es hacer que la otra persona se sienta bien. 

Aprender a terminar cortésmente una conversación

En lugar de levantarse abruptamente diciendo adiós, tratar de ser cortés. Un modo de hacerlo es informar que se tienen asuntos, disculparse y luego retirarse.

 despedida

3.      Mejorar la comunicación no verbal

A veces se transmite más en la comunicación no verbal que a través de las palabras.

Prestar atención al lenguaje corporal

El lenguaje corporal puede decir mucho. Cada segundo, el cerebro humano analiza inconscientemente cada uno de los gestos y expresiones faciales para descubrir si se es un amigo o no, si se quiere ofender y hacer daño.

Durante el diálogo, es importante emplear una postura cómoda y atenta, tener contacto visual y ser consciente de las expresiones faciales.

Observar cómo se comportan las personas en situaciones sociales

Observar las posturas, gestos y expresiones faciales de otros e intentar comprender lo que transmiten. Pensar en cómo se podría mejorar el lenguaje corporal para hacer sentir a las personas en un ambiente agradable.

Interesarse en el interlocutor

Esta es una tarea muy difícil en nuestra era egoísta. Cualquiera que aprenda a estar genuinamente interesado en un interlocutor aumentará instantáneamente sus habilidades sociales.

4.       Entrenar las emociones

Buscar una lista de emociones y probar nuevos estados por sí mismo. Las emociones negativas también necesitan ser entrenadas. Esto es útil cuando el estado de ánimo se deteriora: en tal caso el enojo no será inmediato, sino que estará moderado.

5.      Empatizar

Lo mejor que puede suceder en cualquier situación social es poner al centro al interlocutor e intentar comprender su realidad ¿cómo la vive? ¿cómo le ha afectado?, etc. Este hábito elimina la timidez y el estrés.

6.      Practicar

Probablemente se sabe que para desarrollar cualquier habilidad depende en gran medida de la práctica. Por eso es necesario pasar tiempo con otras personas, para ir desarrollando la intuición y gradualmente comenzar a construir relaciones efectivas con ellas.

 

7.      Confiar

Las habilidades sociales y la confianza van de la mano. Tener muy presente que no tiene nada de malo tener un punto de vista diferente o estar en desacuerdo con el interlocutor. Es fundamental tener confianza y no arrogancia.

8.      Tener la iniciativa

Sorprendentemente, vale la pena mostrar al menos un poco de coraje, ya que inmediatamente habrá fuerza y ​​confianza. Esto no significa dominar a otros, sino solo ir primero a contactar. Presentándose, haciendo preguntas, sugerencias e interesándose en las opiniones, esto demostrará seguridad en sí mismo. Los mayores temores sociales son superados por la acción.

9.      Establecer una meta

Si una actividad no tiene un objetivo, queda sin sentido. Establecer una meta, puede conducir a la construcción de una mejor comunicación; donde se intercambien puntos de vista, enriqueciendo la interacción. Es de aquí mismo, donde se pueden dar los pasos que lleven a la edificar el propósito.

Probablemente se tengan varias de las habilidades sociales mencionadas, pero mejorarlas puede contribuir a tener relaciones más sólidas que impulsen a las personas de nuestros entornos a desarrollar o también optimizar en ellos algunas habilidades, que propicien mejores ambientes.

 Conoce nuestro Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos

Valora este artículo del blog:
¿Cómo identificar a un niño agresivo?
¿Cómo hacer una investigación del mercado turístic...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 28 Noviembre 2020
            

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional