Masters y MBA online y a distancia

Estilos de liderazgo transformacional y transaccional

Estilos de liderazgo transformacional y transaccional

“El liderazgo y los recursos humanos son, en principio, dos elementos que no pueden separarse, uno necesita del otro, es por eso que la persona que sea o que intente ser líder y que no tome en cuenta a las personas para lograr algo, no conseguirá lo que esté buscando.”

Recomendación leer: 

Estilos de liderazgo transformacional y transaccional 

Dentro del llamado liderazgo situacional, se encuentra otra clasificación que es de interés reflejarla aquí: los estilos de liderazgo transformacional y transaccional, que se aplicaran en función de las circunstancias existentes, y que contienen características comunes con los expresados anteriormente.

El transformacional “transforma” a los subordinados retándolos a elevarse por encima de sus necesidades e intereses inmediatos. Hace hincapié en el crecimiento individual -tanto personal como profesional- y en el potenciamiento de la organización. Este estilo permite al líder beneficiarse de las aptitudes y conocimientos de subordinados con experiencia que podrían tener mejores ideas sobre cómo cumplir una misión. También obtiene buenos resultados cuando las organizaciones se enfrentan a una crisis, inestabilidad, mediocridad o desencanto. No es recomendable si los subordinados son inexpertos.

Por su parte, el estilo de liderazgo transaccional utiliza técnicas como la de motivar a los subordinados a trabajar ofreciendo recompensas o amenazando con castigos, asignar las tareas por escrito, delinear todas las condiciones para que una misión se dé por completada y dirigir por excepción, es decir, dando a conocer solamente lo que el subordinado ha hecho incorrectamente.

El líder que confía tan sólo en el estilo transaccional, sin combinarlo con el transformacional, únicamente consigue el compromiso a corto plazo de sus subordinados y hace que la gente tema tomar riesgos e innovar, además de sentir que sus esfuerzos podrían parecer egoístas. Por ello, lo más eficaz es combinar las técnicas de ambos para ajustarse a la situación.

Los líderes transformacionales, ponen atención individualmente a los intereses y necesidades de desarrollo de los seguidores; cambian la conciencia de los temas de los seguidores, al ayudarlos a observar los viejos problemas en nuevas formas; y son capaces de emocionar, levantar e inspirar a los seguidores para poner un esfuerzo extra para lograr las metas de grupo.

Un caso concreto donde se aplica este tipo de liderazgo, es el liderazgo en la empresa familiar el cual es más transformacional que el ejercido en empresas no familiares, más próximo a liderazgos de tipo transaccional. El dinamismo del entorno actual, con rápidos y continuos cambios, ha creado la necesidad de que las personas que se hallan al frente de colectivos u organizaciones gocen más de las cualidades de un líder que de un directivo supervisor, personas mucho más visionarias y con una mayor orientación hacia el largo plazo.

El estilo de liderazgo transaccional, en cambio utiliza técnicas como la de motivar a los subordinados a trabajar ofreciendo recompensas o amenazando con castigos, asignar las tareas por escrito, delinear todas las condiciones para que una misión se dé por completada y dirigir por excepción, es decir, dando a conocer solamente lo que el subordinado ha hecho incorrectamente.

En este caso, solo se consigue compromiso a corto plazo de sus subordinados y hace que la gente tema tomar riesgos e innovar, además de sentir que sus esfuerzos podrían parecer egoístas.

Como caso concreto, es el tipo de liderazgo que encontramos hoy en las empresas ante tanto cambio organizacional. Los empleados temen por sus puestos y toman compromisos impuestos por la situación generada.

El líder Transaccional, es paralelo a un papel más estructurado de los gerentes, y el líder Transformacional es en esencia, sinónimo de lo que Kotter definió como “liderazgo”.

Dentro del llamado liderazgo situacional, otro enfoque teórico plantea que existen cuatro tipos de líderes, y cada uno suele ser sumamente efectivo en el momento apropiado de la trayectoria de la compañía.

  • Líderes audaces

Son generalmente los fundadores o creadores de la institución o compañía. Poseen la pasión y el genio para hacer realidad los sueños que otros creen inalcanzables.

Son personas que tienen mucha prensa. No se puede negar la importancia de los líderes audaces, pero solamente son eficientes en situaciones específicas y en una cierta fase del ciclo vital de la institución. Si se les pide que ejerzan el papel de líder cuando la empresa requiere estabilidad y maniobras cautelosas, son un desastre. No todas las personas audaces son líderes. Algunos son simplemente “jugadores” que actúan sin medir las consecuencias y carecen de visión, rumbo o estrategia.

Los verdaderos líderes audaces, son personas que apuestan su patrimonio y reputación personal al éxito de los cambios significativos que realizan en el modo en que operan sus organizaciones. Muchas veces crean productos, servicios o causas que de otra manera no hubieran existido. En esta categoría se encuentra a Bill Gates de Microsoft.

  • Líderes cautelosos

Están interesados y comprometidos en hacer que la empresa o institución pase de una etapa inicial de crecimiento a una sana madurez. Su punto de vista es evolutivo en lugar de revolucionario. Sus atributos de liderazgo son la estabilidad y un claro sentido de dirección para la organización. Su función es facilitar la evolución de la compañía para garantizar su crecimiento a largo plazo. No son mencionados en los titulares de los periódicos ni reciben la espectacular publicidad de los líderes audaces. Normalmente, su reconocimiento se produce a través de testimonios más silenciosos, luego de que han batallado largo tiempo para consolidar la firma y convertirla en un éxito.

Hacen que las empresas se conserven robustas y posibilitan que se desarrollen de una manera sistemática y previsible. No todos los gerentes de estilo cauteloso son líderes. Algunos son en realidad simplemente “guardianes” que no incrementan el valor de la compañía. Entonces, llega el momento en el que el líder cauteloso debe ser reemplazado por el cirujano o inclusive por el funerario.

  • Líderes cirujanos

Seleccionan las mejores partes de la institución y la mano de obra para garantizar su supervivencia. Eliminan aquellas unidades que no son necesarias o cuya existencia amenaza a toda la organización.

Estos líderes frecuentemente salvan a las empresas que se hallan al borde del colapso.

Por ejemplo, Lee Iacocca fue un Líder cirujano que salvó a la Chrysler Corporation.

Hizo que el foco de atención de la empresa fueran los automóviles y eliminó de la misma los segmentos no relacionados con la industria automotriz.

Iacocca salvó a Chrysler aplicando las aptitudes que había adquirido durante su larga trayectoria en Ford. Introdujo una mini camioneta y reintrodujo el convertible, lo que por una ironía de la vida fueron las dos medidas decisivas que no se le permitieron tomar en la Ford.

Iacocca siguió sus instintos y sus talentos coincidieron con los requerimientos de la empresa. Eso lo convirtió en el líder adecuado en el momento apropiado.

  • Líderes Funerarios

Su tarea es cosechar los frutos de la empresa, cerrarla o fusionarla con otra. Se hacen cargo de los sobrevivientes y de otros que se hayan visto afectados por la defunción de la institución.

Se encargan de tomar decisiones en un momento en que los que están demasiado cerca de una situación o demasiado involucrados personalmente en una historia, son incapaces de pensar claramente por sí mismos. El líder funerario, debe tomar la decisión adecuada en relación con la existencia de las divisiones o productos de una empresa que está en problemas, o inclusive sobre la misma compañía. En el ínterin, estos líderes deben hacer frente a los apegos emocionales de los sobrevivientes. Es a menudo necesario un verdadero líder estratégico para cerrar una línea de productos o retirarse del mercado. A veces, el funerario debe cerrar una compañía entera cuando ésta se encuentra demasiado enferma para recuperarse. Es probable que se los llame “eutanastas” en la jerga actual, sin embargo, son líderes.

Los Líderes, sea el estilo que apliquen, deben compartir ciertas características que los identifica como tales.

Continuación...

Valora este artículo del blog:
Convenios internacionales medio ambientales
Maestría en Gestión de Instituciones Educativas: s...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Domingo, 15 Diciembre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa