Masters y MBA online y a distancia
Universidad Rey Juan Carlos

Trabajo y salud

Trabajo y salud

A lo largo de la historia, los hombres han ido aprendiendo a conocer los riesgos y sus ca­racterísticas. Riesgos emanados directamente de la propia naturaleza y de las consecuen­cias de la propia actividad humana. Por tanto, hemos aprendido también a defendernos de los mismos y de sus posibles consecuencias.

Frecuentemente, y especialmente en lo que se refiere a la seguridad en el trabajo (la lucha contra los accidentes y sus consecuencias), los estudios que se han realizado han aportado avances en la protección contra diversas técnicas ofensivas que aparecen sucesivamente.

Las condiciones de trabajo seguras y saludables son, además de una obligación con­tractual de los empresarios, parte integrante de las condiciones de trabajo.

La salud del trabajador, en la medida que puede resultar afectada por las condiciones del trabajo, se le denomina salud en el trabajo o salud laboral.

Condiciones de trabajo y salud

“Cualquier característica del trabajo que pueda tener una influencia significativa; en la generación de riesgos para la seguridad y salud del trabajador.”

Como, por ejemplo:

  • Las características generales de los locales
  • Los agentes físicos, químicos y biológicos presentes
  • Los procedimientos para la utilización de los agentes
  • Todas aquellas otras características del trabajo, incluidas las relativas a su or­ganización y ordenación

Las condiciones del trabajo deben ser:

  • Condiciones para la Las condiciones materiales
  • Medio ambiente físico de trabajo
  • Contaminantes químicos y biológicos
  • Carga de trabajo
  • La organización del trabajo

La interacción entre trabajo (y las condiciones en que se realiza) y salud es un claro ejem­plo de causalidad circular, es decir, de influencia recíproca.

La salud es necesaria para trabajar y el trabajo tiene efectos sobre la salud. Efectos reforzadores que mejoran el estado de bienestar del trabajador o efectos limitativos que reducen su capacidad para el trabajo o su bienestar.

“La política en materia de prevención tendrá por objeto la promoción de la mejora de las condiciones de trabajo para elevar el nivel de protección de la salud y la seguridad de los trabajadores en el trabajo.”

“La Unión Europea se ha propuesto mejorar las condiciones de trabajo (…)”.

Este objetivo no se limita a evitar los daños derivados del trabajo, concepto tradicional de salud laboral, sino que procura el bienestar de los trabajadores, concepto utópico de salud. Esto significa una mejora de las dimensiones físicas, ambientales, procedimentales y or­ganizativas de las condiciones de trabajo, que va más allá de la mera imposición de requi­sitos mínimos de seguridad y salud a estas condiciones.

La naturaleza de los riesgos

El riesgo, en un sentido genérico, se define como la posibilidad de un daño. Solo admite dos valores, es un término bivalente; ambos valores son complementarios y mutuamente excluyentes.

Peligro es la fuente o situación con capacidad de daño. Propiedad intrínseca de algo para ocasionar daño. No es cuantificable. En ocasiones, se utiliza también la expresión factor de riesgo para indicar fuente de peligro.

De acuerdo a la definición de condiciones de trabajo de la Ley 31/1995, los riesgos emanan de cuatro ámbitos: físico o material, entorno ambiental, procedimientos y organizativo.

Estas condiciones pueden ser correctas, desde un punto de vista preventivo, y no generar riesgos. Por el contrario, cuando los generan, entran de lleno en el campo de los factores de riesgo, pero no todos los factores de riesgo resultan de las condiciones de trabajo; el propio trabajador y el medio social son factores de riesgo, más allá de las condiciones de trabajo definidas por la citada ley, según la cual lo son:

“todas aquellas características del trabajo que contribuyen a la generación de los riesgos”.

Factores de riesgo:

  • Por los útiles y equipos de trabajo.
  • Por los propios trabajadores.
  • Por los aspectos organizativos del trabajo.
  • Por el medio o entorno laboral.

El sistema productivo debe configurarse mediante la organización del trabajo de acuerdo a los puntos de vista ergonómicos, incluidos los psicosociales, de forma que, además de sus otras funciones, cumpla los requisitos de seguridad y salud exigibles, tanto los norma­tivos, como los convencionales.

Debe exigirse que dichos requisitos de seguridad y salud se impongan a los elementos que integran este sistema productivo.

  • Factores de riesgo generados por los útiles y equipos de trabajo
  • Factores de riesgo generados por los propios trabajadores
  • Factores de riesgo generados por los aspectos organizativos del trabajo
  • Factores de riesgo generados por el entorno laboral

Se puede hablar de una medida de riesgo si se cuenta el número de veces que se ha producido el daño.

La acción protectora del Estado frente a los peligros de las instalaciones y de los pro­ductos técnicos se ejerce por varios medios, entre ellos, la promulgación de normas y disposiciones legales que regulan los proyectos, la fabricación y la operación de dichas instalaciones y productos.

Sin embargo, una actividad peligrosa que requiera autorización expresa podría dene­garse, aunque se cumplan todos los requisitos legales.

La gestión de la prevención, como la de cualquier otra actividad económica de la empresa, tiene dos posibles enfoques: el espontáneo, en el cual el dirigente no se plantea el siste­ma que más le interesa seguir, simplemente aplica sus actos bajo criterios espontáneos, y el profesional, el cual responde a un planteamiento previo de una serie de funciones y actividades a desarrollar reconocidas universalmente como eficaces.

De lo anterior, se pueden establecer dos aspectos en los que está basada la acción tradi­cional de la prevención en la empresa:

  • El estamento directivo
  • La prevención de lesiones

Los cuatro pilares que componen la gestión profesional y la prevención son:

  • Planificación.
  • Organización.
  • Dirección.
  • Control
Riesgo de accidente

En general, se habla de riesgo de accidente, por ejemplo, de atropello, de caída de objetos, de atrapamiento, de incendio, etc., que puede ser desencadenado por la existencia de uno o, en general, varios factores de riesgo.

Hay que tener en cuenta que se conjugan dos variables de probabilidad. Una es la pro­babilidad de que se produzca el hecho y otra la probabilidad de que, ocurrido el accidente, este dé lugar a daños de mayor o menor entidad.

Riesgos ambientales

Se suelen denominar riesgos ambientales o riesgos de sufrir una alteración de la salud (enfermedad o patología) a aquellos que puedan ser desencadenados por uno o varios fac­tores de riesgos ambientales (agentes químicos, físicos o biológicos) o de organización del trabajo.

Si se trata de agentes físicos, hay que considerar el área, zona u órgano de cuerpo afectado o que pueda verse afectado por la exposición a según qué tipo de agente y tener en cuen­ta, además, determinadas características propias del mismo agente.

En la exposición a agentes químicos, hay que considerar las vías de penetración en el organismo y durante el trabajo, la vía más común es la respiratoria, aunque existen mu­chos casos en los que el agente se absorbe, además, a través de la piel. Cualquier otra vía, oral o parenteral, resulta altamente improbable en el caso del trabajo.

Riesgos psicosociales

Son los factores relacionados con la ordenación del trabajo. La dificultad de su evaluación estriba en que las posibles alteraciones de la salud suelen ser inespecíficas y, además, resulta también muy difícil discernir en qué medida se deben a factores de riesgo laborales y a factores extralabora­les, lo cual no quiere decir que carezcan de importancia o que no se deban tomar medidas preventivas.

Riesgo grave e inminente

La LPRL lo define como aquel que resulte probable racionalmente, que se materialice en un futuro inmediato y pueda suponer un daño grave para la salud.

Las características de estas situaciones son:

  • Existe una probabilidad racional de que se materialice, es decir, es muy probable que el riesgo se desencadene.
  • La materialización se aprecia inminente y, por lo tanto, difícilmente evitable en un corto espacio de tiempo.

La gestión de la prevención, como la de cualquier otra actividad económica de la empresa, tiene dos posibles enfoques: el espontáneo, en el cual el dirigente no se plantea el sistema que más le interesa seguir, simplemente aplica sus actos bajo criterios espontáneos, y el profesional, el cual responde a un planteamiento previo de una serie de funciones y actividades a desarrollar reconocidas universalmente como eficaces.

Se deberá efectuar, por cada departamento, la selección de condiciones materiales y am­bientales que van a ser analizadas.

Cada departamento será revisado con un doble enfoque:

  • A nivel de análisis de las condiciones materiales y ambientales.
  • A nivel de los riesgos de los diferentes puestos de trabajo que lo componen.

En función de las características de cada departamento, se determinará qué condiciones van a ser analizadas.

  • Condiciones: se incluirán las condiciones seleccionadas en las tablas 5 o 6, según corresponda.
  • Grado de peligro: sirve para calificar el grado de peligrosidad que presenta cada condición analizada.
  • Medidas propuestas: para cada condición analizada, si procede, se recogen las medidas preventivas propuestas para eliminar o reducir los factores que puedan originar daños.
  • Plazo de ejecución: para cada medida propuesta, se establecerá un plazo en el que, a partir del mismo, ya estará implantada.
  • Claves de los riesgos que requieren plan de control: cuando las medidas pro­puestas no pueden eliminar los factores que originan daños, es necesario evaluar los riesgos que se generan en los puestos que presentan exposición a los mismos, y desarrollar un plan de gestión.
SI TE INTERESA DESARROLLAR TUS CAPACIDADES EN EL CAMPO DEL MEDIO AMBIENTE, ENTRA EN CEUPE E INFÓRMATE SOBRE NUESTROS MÁSTERS DE MEDIO AMBIENTE - CALIDAD - RENOVABLES.
Introducción a la gestión de servicios TI
Transformación digital, economía digital, mercados...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 17 Octubre 2018

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa
1
                1539740232
54.198.15.20
United States | Virginia | Ashburn
NO_ID
Direct
web
NO_TARGET
https://www.ceupe.com/blog/trabajo-y-salud.html