Masters y MBA online y a distancia

La inteligencia lógico-matemática

La inteligencia lógico-matemática

La inteligencia lógico-matemática forma parte de nuestra manera de comprender, entender, manipular y usar la lógica, los números y el razonamiento para entender cómo funciona algo o detectar un patrón matriz existente, o crear alguno nuevo.

Esta es una parte integral de aquello que denominamos inteligencia convencional y, cuando se explica a los padres, la comprenden muy bien.

¿Te acuerdas cuando fuiste capaz de contar los dedos de tus manos, cuando eras capaz de sumar lo que costaban las golosinas frente al kiosco de los domingos? Quizá fue entonces cuando tu madre dijo aquello de “ya sabe contar” mientras sonreía. Pero quizás aprendiste los conceptos lógico-matemáticos de manera temerosa, te daba miedo el profesor de matemáticas y ahora has desarrollado una aversión a la lógica en tu vida.

Un estudiante que es fuerte en inteligencia lógico-matemática necesita que le proporciones algunas oportunidades de aprendizaje que fomenten sus fortalezas, como:

  1. Encontrar el orden en situaciones complejas, clasificar, secuenciar, patrones, encajar, etc.
  2. Resolver los problemas a través de la comprensión y el análisis lógico, no solo porque sí.
  3. Manipular fácilmente los números.
  4. Identificar la ley de la causa y el efecto.

Las actividades que los estudiantes con inteligencia lógico-matemáticas más disfrutan son:

  1. Resolver problemas o acertijos matemáticos.
  2. Realizar proyectos de investigación, recopilación de datos estadísticos y analizar estos mismos.
  3. Medir, preguntar y analizar lo encontrado.
  4. Estudiar las teorías científicas y matemáticas.
  5. Experimentar la ley de la causa y el efecto.
  6. Clasificar objetos mediante diagramas: de plantas, de árboles, de cosas que hay en la nevera, etc.
  7. Usar símbolos abstractos y fórmulas.
  8. Realizar cualquier tipo de cálculo.

¿Cómo ayudar a los estudiantes con inteligencia lógico-matemática a aprender?

Es fundamental que tengan la oportunidad de resolver ellos solos los problemas, el establecimiento de situaciones un poco complejas y cada vez un poco más en el orden que necesiten, y enseñarles teorías lógicas (las mejores maneras de enseñarles cómo funciona la lógica).

Para ello, debemos:

  1. Hacerles pensar a través de la razón (pensamiento lógico); enseñarles dialéctica, a rebatir y dialogar un argumento.
  2. Mantener y hacer preguntas para poder llegar a la raíz del problema: silogismos, debate socrático.
  3. Intentar defender una idea en la que no creen para encontrar la lógica oculta en ella.
  4. Enmarcar la enseñanza en la ley de la causa y el efecto; es útil mostrar cómo las diferentes culturas enseñan esta ley.
  5. Ilustrar la relación existente entre las diferentes lecciones que aprenden y para qué les vale o les valdrá en la vida en términos lógicos.
  6. Ayúdales a desglosar los pasos lógicos en la vida para llegar a establecer la conexión que desean. Por ejemplo, si quieren ser médicos, entonces tienen que empezar por…

Las actividades que activan o motivan la inteligencia lógico-matemática son:

  1. Puzles, especialmente los que tienen que ver con descubrir figuras ocultas.
  2. Realizar juegos de números, como el sudoku.
  3. Poner en orden y secuenciar sus juguetes, su armario, sus libros, etc.
  4. Pintar por números las imágenes que aparecen en un cuadro.
  5. Hacer rompecabezas.
  6. Realizar experimentos científicos.
  7. Leer filosofía, debatir o leer cuentos que tienen que ver con otras formas de razonar.

Algunos ejemplos de cómo enseñar los diversos temas para con inteligencia lógico-matemática dominante:

  1. Matemáticas. Los estudiantes con inteligencia lógico-matemática alta encuentran las matemáticas muy fáciles. Pero, cuando la enseñanza de las matemáticas se centra en cosas que ellos fácilmente pueden superar, pueden llegar a aburrirse e incluso suspender, por eso es fundamental centrarse en los aspectos de la lógica, para que puedan llegar a aprender y comprender, en lugar de enseñarles de memoria. Quizás enseñarles filosofía y pensamiento desde pequeños.
  2. Ciencia. Haz que mida la temperatura exterior e interior de la casa, todas las horas del día, durante una semana. Qué puede deducir de la fórmula para calcular la temperatura interior y exterior. Déjale libre para que haga sus deducciones. Haz que aprenda la tabla periódica de los elementos, con números o buscando patrones, como el peso atómico o el número atómico. Dales un grupo con conjunto de flores o piedras, y haz que lo clasifique según una base de características determinadas.
  3. Geografía. Haz que recopile estadísticas sobre la economía de diferentes países y que conecte, por ejemplo, el PIB con la esperanza de vida, la tasa de alfabetización, el número de hospitales... Déjale que reflexione. Haz el ejercicio al revés, por ejemplo, coge una barra de pan y llega a inferir por interdependencia de donde vienen todas las cosas que hay en ella, y cuántas personas trabajaron, cuánto gastaron... Haz que encuentre esa cadena lógico-matemática divertida. Este ejercicio es fundamental para aprender interdependencia y ecología, por ejemplo. Haz un estudio sobre el calentamiento global y lo que podría pasar si cada mes aumentara un grado la temperatura del planeta.
  4. Historia. Haz que cree una línea de tiempo de varios eventos históricos y calcule el tiempo medio entre el desarrollo significativo en cada civilización y el paso por la cultura. Que analice las razones lógicas que hay en cada hecho histórico; por ejemplo, del siglo XX, puede ser un desglose por periodos de guerra, de paz, de arte... Que analice los motivos que encuentra para que se realizasen dichos hechos.
  5. Cinestesia. Aficiónalo al deporte y a poder medir sus resultados. Por ejemplo, si camino 20 minutos cada día, los beneficios que obtengo son… Eso le ayudará a poder cuidar también su salud. Haz que salga a investigar en el campo o la ciudad. Haz que establezca secuencias numéricas o lógicas: cuántas personas de diferentes países ha visto esta mañana, qué edad tenían, de qué sexo eran, de qué países creo que eran…

El valor de esta inteligencia solo se ha vinculado a los procesos matemáticos clásicos pero su valor social y existencial es mucho más profundo. Analizando, comprendiendo y pensando, podemos tener una perspectiva más clara de las cosas: cómo pasan, porqué pasan y cómo me siento cuando pasan.

Esta inteligencia es alta también en meditadores, filósofos y pensadores que clasifican, ordenan y crean mapas conceptuales de su mente, estableciendo parámetros de cambio. No estamos hablando solo de números, sino de pensamiento abstracto.

SI ESTÁS INTERESADO EN DESARROLLAR TUS CAPACIDADES EN EL CAMPO DE LA EDUCACIÓN, ENTRA EN CEUPE E INFÓRMATE SOBRE NUESTROS MÁSTERS Y CURSOS EN EDUCACIÓN Y SALUD.
Valora este artículo del blog:
El seguimiento tras la venta
¿Qué es la ergonomía?
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Viernes, 24 Mayo 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa