¿Cómo acompañar al adolescente?

¿Cómo acompañar al adolescente?

La etapa de la adolescencia es un momento de transición para la persona que pasa de la infancia a la edad adulta, esta fase suele ir acompañada de una crisis; por lo que se recomienda favorecer el desarrollo del adolescente a través de sugerencias oportunas.

Conservar la calma

Es importante tener presente que el adolescente atraviesa un viaje emocional de montaña y valle, el cerebro y las hormonas parecen locos. Por lo que, evitar caer en la provocación de fluctuaciones puede ser de gran ayuda, ya que estas son parte del desarrollo normal del adolescente. Es mejor respirar profundamente y tomarse unos minutos para pensar con claridad lo que se vaya a realizar ante la situación, puesto que tiene más sentido discutir con el adolescente en un momento tranquilo. 

adolescente

Escuchar y dialogar

No es fácil iniciar una conversación con el adolescente, debido a que de inmediato siente que está siendo interrogado. Para muchos chicos, una discusión también es incómoda frente a la mesa. Buscar alternativas puede ser de gran apoyo, como hacer preguntas abiertas ("¿Cómo estuvo tu día hoy?") que propicien el diálogo. Pero si el adolescente prefiere permanecer en silencio sobre un tema, respetar su situación será lo mejor, tal vez busque otro momento para hablar y cuando lo haga será de mucha ayuda no adelantarse a soluciones propias, sino solo escuchar lo que tenga que decir.

También es necesario tener presente para cuando se establezca algún dialogo con el adolescente, que este se dé a la altura de los ojos y que se lleguen a acuerdos conjuntos en lugar de dar órdenes unilaterales, esto influye para que se sienta inclinado a cumplir con ello. 

Dar más libertad y opciones para decir

El adolescente debe crecer y aprender a asumir la responsabilidad de sí mismo y de su vida. Solo puede hacer eso si puede practicarlo adecuadamente dentro del marco protegido de la familia. Por ello es imprescindible que el chaval reciba tareas que le ayuden con la responsabilidad e irle tomando en cuenta para la toma de algunas decisiones importantes.

Creer en el adolescente

Aun en los momentos en los que las cosas no van tan bien, toda ocasión es oportunidad para que el adolescente sienta que creen en él. Si no va bien en la escuela, tampoco es para tanto, aprender no significa tener éxito en el instituto. El chico necesita apoyo y confianza y esto se transmite haciéndole saber que se le ama incondicionalmente, independientemente de los errores, logros o comportamiento.

 

Aceptar amigos

Las amistades frecuentemente se modifican durante la adolescencia. Las antiguas relaciones se desvinculan, y emergen otras nuevas, estas suelen ser muy importantes para el adolescente. Al mostrar aceptación de sus amistades, se les indica que se confía en sus decisiones.  

Proporcionar compromisos

El adolescente cuestiona todo y sin piedad empuja a los límites. Es un buen tiempo para ajustar las reglas que se tenían en la infancia a esta nueva etapa de la adolescencia. Incluir al chaval en este proceso para negociar aquello que valga la pena y que se experimente tomado en cuenta. Mantenerse autocrítico cuestionando qué reglas son realmente importantes y por qué, para proporcionarle al hijo compromisos más que el cumplimiento de ideas. Así habrá más probabilidad de cumplir con las reglas.

Evitar compartir la experiencia personal

Muchos padres quieren proteger a sus hijos de experiencias desagradables, pero no pueden y lo mejor es no compartirlas. Los adolescentes poseen el derecho de hacer lo suyo, tienen permitido fallar. También pueden estar equivocados, pero ¿de qué otra manera se aprende a tomar decisiones?

Proporcionar amor, seguridad, confianza, etc. le ayudaran en la toma de decisiones, ya que será fundamental para optar por lo mejor.

Buscar la reconciliación después del conflicto

En situaciones de conflicto y disputa muy a menudo suelen decirse palabras que hieren y empeoran el ambiente. Una vez finalizado el problema se debe buscar nuevamente la conversación, el perdón y la reconciliación. Es importante recordar que no todos los adolescentes están listos para la reconciliación, puesto que depende del tipo de personalidad. Darse tiempo favorecerá la superación del rencor, para luego acercarse de nuevo y crear una atmósfera cálida.  

Supervisar-lo-que-ve-y-lee

Supervisar lo que ve y lee

Es importante saber qué aprende el chico y con quién se relaciona a través de Internet. Hoy día es tan fácil acceder a bastante información a través de internet y programas de televisión, que pueden aportar al desarrollo o que por el contrario pueden ser riesgosos, por tal razón es necesario estar al tanto de lo que el adolescente ve y lee.

Será fundamental poner medios (como el tiempo que dedicará a estas actividades) que sirvan de apoyo para gestionar el uso de estos recursos de información.

Manifestar el amor que le tiene

El amor es el único lenguaje que el adolescente entiende. El amor se muestra al escuchar, tomar tiempo y atención. Esto no siempre es fácil y es un gran desafío para los padres, pero el chico comprenderá y apreciará el intento que se haga por buscar estos espacios. El amor, el tiempo y la atención le dan a su hijo la sensación de seguridad

"Acompañar al adolescente es una experiencia maravillosa, en la que el padre tiene la tarea de enseñar a su hijo la habilidad de observarse así mismo". Daniel J. S.

Valora este artículo del blog:
Habilidades directivas eficaces
Qué es la RSC y por qué es tan importante para las...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 23 Septiembre 2020
            

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional