Masters y MBA online y a distancia

Breve historia de la danza

Breve historia de la danza

“La danza es movimiento y el cuerpo es el instrumento del bailarín o del participante del taller de danza. Tomar conciencia del cuerpo, de sus partes y de sus posibilidades en relación a los otros en el espacio y el tiempo es uno de los objetivos de los ejercicios que proponemos.”

Breve historia de la danza

La danza es parte de la historia de la humanidad desde sus principios. Las pinturas rupestres encontradas en España y Francia, con una antigüedad de más de 10.000 años, muestran dibujos de figuras danzantes asociadas con ilustraciones rituales y escenas de caza. La trayectoria del movimiento y la danza es un reflejo de cómo una cultura se relaciona con su medio, cómo lo expresa mediante la inteligencia kinestésica, cómo experimenta los ritmos de la comunidad y la existencia.

En el hinduismo, Shiva es el dios creador que hace bailar al mundo a través de los ciclos del nacimiento, la muerte y la reencarnación.

En los primeros tiempos de la iglesia en Europa, el culto incluía la danza.

Los derviches sufíes, con su danza giratoria, representan su viaje místico hacia dios y su cosmogonía en el acto de bailar.

Analizamos algunos momentos de la historia de la danza en occidente.

La danza en la antigüedad

Los bajos relieves, los mosaicos y algunos escritos nos permiten conocer el mundo de la danza en las antiguas civilizaciones egipcia, griega y romana.

En el antiguo Egipto, las danzas ceremoniales fueron instituidas por los faraones. Estas danzas, que culminaban en ceremonias representando la muerte y la reencarnación del dios Osiris, se fueron haciendo cada vez más complejas hasta el punto de que solo podían ser ejecutadas por profesionales altamente cualificados.

En la Grecia antigua, la influencia de la danza egipcia fue propiciada por los filósofos que habían viajado a Egipto para ampliar sus conocimientos. Los rituales de la danza de los dioses y diosas del Panteón han sido reconocidos como los orígenes del teatro contemporáneo occidental. Al principio tenemos noticia de las danzas rituales y extáticas alrededor de la figura de Dionisio, el dios griego del vino.

Estas danzas incluían, eventualmente, música y mitos que eran representados por actores y bailarines entrenados. A finales del siglo V a.C. estas comenzaron a formar parte de la escena social y de la política de la antigua Grecia. Su relación con la tragedia es aceptada universalmente, además de ser objeto de debates y ensayos filosóficos.

Entre los romanos, la danza formó parte de procesiones, festivales y celebraciones. Después de un periodo de ostracismo y hasta la persecución de esta forma artística (150 a.C.), surgió una forma de danza conocida actualmente como pantomima o mímica, en la que la comunicación se establece sin palabras, a través de gestos y movimientos estilizados, que, de alguna manera, son la raíz de la idea misma del teatro-danza. En la época del Imperio Romano se fusionó la danza sagrada con la danza más erótica, este hecho causó una gran tensión.

La Edad Media

La actitud de la iglesia cristiana hacia la danza durante toda la Edad Media fue mayoritariamente de rechazo, como en el caso de S. Agustín (354-430), cuya influencia marcó toda la época.

A principios del siglo IX, Carlomagno llegó a prohibir la danza, que sobrevivió como parte de los ritos religiosos de los pueblos europeos, aunque camuflada con nuevos nombres.

Por otro lado, minoritariamente, los antiguos padres de la iglesia intentaron incorporar las danzas propias de las tribus del norte en los cultos cristianos, respondiendo así a una idea de evangelización. Las danzas de celebración estacional y agrícola fueron a menudo incorporadas a las fiestas cristianas, que coincidían con los antiguos ritos estacionales.

Un episodio interesante es el nacimiento de la llamada “danza de la muerte”, en respuesta a la peste negra que asolaba Europa. Según los históricos de la danza, su esencia eran saltos y convulsiones, cuya finalidad era la de expulsar la enfermedad del cuerpo. De alguna manera, una danza terapéutica.

El Renacimiento y el nacimiento del ballet

El Renacimiento supone una nueva actitud hacia todas las artes, también para la danza y el movimiento. Florecieron escuelas y maestros que, gracias al apoyo de una parte de la nobleza sensible a las artes, crearon danzas por las celebraciones y festividades, devolviéndole su rol social.

Los poetas franceses que integraban el grupo de la pléyade, en su esfuerzo por revitalizar el teatro clásico de los griegos, revaluaron la danza, la cual empezó a ser objeto de estudio. Beaujoyeulx fue el primero a utilizar la palabra ballet. Se podría definir como un movimiento mucho más estilizado, grupal o individual, donde se relata una historia en movimiento. Esta puede ser un mito, un cuento popular o una narración épica.

En 1581, dirigió el primer ballet por la nobleza (Ballet Comique de la Reine) y en 1661 nació en París la primera academia de danza al servicio de la corte real. En los siglos siguientes, el ballet se convirtió en una disciplina artística reglada, adaptándose a los cambios políticos y estéticos de cada época.

La danza moderna

El siglo XIX es la era del ballet y de la música romántica. El culto de la personalidad, el sentimiento trágico de enfrontarse al destino por un ideal, por ejemplo, el amor o la política, permea la danza de la época. Obras como Giselle o El Cascanueces, testimonian está sensibilidad.

El Gran pas a quatre, que reunía a las cuatro estrellas del ballet de la época en París, marca una pauta histórica. Es el primer ballet sin argumento, la coreografía solo servía a la danza.

Otro elemento que trasforma este arte es la irrupción de danzas llegadas del continente africano y del área del caribe al final de la I Guerra Mundial.

La danza en el siglo XX

Después de la I Guerra Mundial, las artes en general hacen un serio cuestionamiento de valores y buscan nuevas formas para reflejar la expresión individual y un camino de la vida más dinámico.

En Rusia surge un renacimiento del ballet propiciado por los más brillantes coreógrafos, compositores, artistas visuales y diseñadores. En esta empresa colaboraron personajes como: Anna Pavlova, Claude Debussy o Stravinsky.

Mientras se cuestionaba el lenguaje del ballet, aún más profunda sería la revolución propuesta por la danza moderna, que reclamaba más libertad de expresión. Una de las pioneras de este movimiento es Isadora Duncan (2005).

Desde los años veinte, mientras las vanguardias quebraban y reinventaban todas las reglas del arte contemporáneo, también se reinventaba la danza gracias a la progresiva liberación de la relación de los cuerpos y de los movimientos. El mestizaje y el encuentro con danzas y músicas de influencias latinas, africanas y caribeñas inspiraron la proliferación de las salas de baile y de las danzas como la rumba, la samba, el tango o el chachachá.

A partir de la década de los cincuenta, hubo una verdadera revolución estilística con el rock and roll, el twist y el freestyle; posteriormente, con el disco dancing, el breakdance y la música tecnológica de hoy en día que tanto influyen en la danza contemporánea.

Continuación...

Valora este artículo del blog:
Marco normativo básico alimentario
Destrezas de un comercial
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Martes, 17 Septiembre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa