Masters y MBA online y a distancia

Cómo aprender a hacer un análisis económico financiero

Cómo aprender a hacer un análisis económico financiero

Para tomar decisiones, los directivos de una empresa deben tener información precisa y detallada acerca de su situación en muchos aspectos. Una herramienta fundamental para conseguir estos datos es el análisis económico financiero. ¿Conoces en qué consiste y cómo realizar uno?

Diferencia entre un análisis económico y uno financiero

Como bien podemos deducir de su denominación, este análisis consta de dos partes que no significan lo mismo. La primera evaluación, la económica, buscará conocer el rendimiento de una empresa durante un ejercicio. Es decir, se trata de determinar la cantidad de dinero que ha ingresado y el que se ha gastado.

Por otro lado, el análisis financiero determina la cantidad de dinero (y activos en general) que maneja una compañía. La diferencia con el anterior es que aquí se incluyen también los préstamos, las deudas a largo plazo y los intereses, entre otros aspectos. 

Con todos estos datos, los directivos de una empresa pueden planificar el rumbo a seguir. Gracias al estudio pormenorizado de esta información se pueden diseñar de cara al futuro inversiones, gastos y estrategias de expansión sin caer en riesgos innecesarios.

Métodos para llegar a un análisis económico financiero

Análisis económico financiero

La realidad indica que no hay una única metodología para llegar a un análisis económico financiero que ofrezca toda la información necesaria. En realidad, este proceso tendrá mucho que ver con las preferencias de los analistas y de los directivos y, fundamentalmente, con las intenciones que se persigan con este análisis. No obstante, se pueden destacar dos formas que suelen ser las más usadas en este tipo de evaluaciones:

Balance

En este primer caso, se busca conocer la situación financiera y patrimonial de una empresa en un momento determinado. Por lo general, se realiza con una periodicidad anual.

Para hacer un balance, se examinan los activos y pasivos de una empresa. Es decir, se cuentan los haberes y las obligaciones, respectivamente. De este modo, se puede determinar si una compañía ha tenido un crecimiento en un lapso de tiempo o si, por el contrario, sus activos totales han disminuido.

El balance es un recurso elemental para medir el efecto de las decisiones a corto y largo plazo de una empresa. Así, de no obtenerse los resultados planificados en su momento, se puede modificar el rumbo y replantear estrategias.

Ratios

Representación de riesgos financieros

Los ratios ofrecen un análisis un poco más detallado que el balance. En lo que refiere al ámbito económico, es posible determinar la relación entre variantes como la capacidad de producción, la comparación entre ingresos y gastos y la efectividad de las políticas de la empresa. 

Por otro lado, desde lo financiero, los ratios son importantes para conocer la capacidad de financiación de la compañía a largo plazo. Además, permiten estar al tanto de la posibilidad de cumplimiento de las obligaciones contraídas, como por ejemplo préstamos o deudas.

Quiénes pueden solicitar un análisis económico financiero de una empresa

Según la persona o entidad que solicite una evaluación como la que mencionamos antes, los objetivos serán diferentes. Así, podemos distinguir entre los siguientes solicitantes:

  • Accionistas: estas personas querrán conocer el rumbo general de la empresa y la capacidad de rendimiento de sus inversiones.
  • Consejo directivo: los responsables de la empresa demandan un análisis con el fin de evaluar, controlar y planificar de cara al futuro.
  • Acreedores: en esta ocasión, lo que se buscará conocer es la liquidez de la empresa a corto plazo.
  • Banco: un análisis económico financiero permitirá al banco saber si una compañía podrá cumplir los intereses y las devoluciones anuales de posibles préstamos.

Aprender a hacer un análisis económico financiero

Análisis económico financiero

Dada la complejidad y el carácter tan amplio de los campos que se analizan, queda claro que este tipo de evaluaciones deben ser realizadas por profesionales capacitados en el sector financiero y económico. 

En ese sentido, afortunadamente, la oferta académica es muy amplia. Muchas escuelas de negocios ofrecen cursos de postgrado en los que formarse para estas tareas. 

Por ejemplo, en el Centro Europeo de Postgrado y Empresas se pueden encontrar las siguientes propuestas:

  • Máster en Dirección y Gestión Financiera: un título propio de la Universidad de Alcalá, una de las más prestigiosas de España y Europa.
  • Curso de Gestión Financiera: se trata de un máster en línea con titulación CEUPE, orientado a capacitar expertos mediante clases teóricas y prácticas en empresas.
  • Especialización en Contabilidad: es un curso en línea de 4 meses. Al igual que el anterior, es avalado por Feel Capital y ofrece la posibilidad de practicar en el mundo laboral.

Más allá de estas alternativas, CEUPE ofrece muchos otros estudios de postgrado dirigidos a la administración, las finanzas y la contabilidad. Si tu deseo es desenvolverte como profesional en el mundo corporativo, tener formación en análisis económicos financieros, entre muchas otras herramientas, será una habilidad de gran valor para tu trabajo. 

Valora este artículo del blog:
Equilibrio financiero del fondo de maniobra
Gestión de la documentación del SMS
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 18 Noviembre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa