Masters y MBA online y a distancia

¿Cómo crear una coreografía?

¿Cómo crear una coreografía?

“La danza es movimiento y el cuerpo es el instrumento del bailarín o del participante del taller de danzaTomar conciencia del cuerpo, de sus partes y de sus posibilidades en relación a los otros en el espacio y el tiempo es uno de los objetivos de los ejercicios que proponemos.”

Recomendación previa, leer:

Crear una coreografía

En esta fase, después de la experimentación con los ejercicios, creamos colectivamente una obra de danza para la representación y el público. Aquí recuperamos y utilizamos los conceptos y técnicas del teatro-danza y el butoh.

El tema

El grupo elige colectivamente un tema que resulte relevante para todos. El tema es un conflicto relevante para desarrollar, analizar y solucionar con movimientos del cuerpo. El conflicto, entendido como elemento positivo de la existencia de los niños, responde al análisis que hemos hecho sobre el tema.

En relación a las técnicas para escoger el conflicto que queremos trabajar, podemos integrarlas con las técnicas propuestas sobre el teatro participativo y las técnicas de creación audiovisual descritas. Los temas o conflictos que los grupos eligen son variados y de complejidad distinta.

Los derechos humanos y los objetivos del milenio son siempre un recurso excelente para encontrar un tema compartido, por ejemplo, el derecho a la educación o la eliminación de la pobreza.

Improvisaciones sobre el tema. Integramos los ejercicios anteriores con improvisaciones sobre el tema. Pedimos al grupo improvisar movimientos que lo representan singularmente, en pareja y en grupo progresivamente. En esta fase los participantes exploran libremente los movimientos que mejor representan el conflicto o tema en cuestión.

La música y el vestuario

Elegimos colectivamente una música o banda sonora que comente el tema y la coreografía. A partir de esta, montamos los movimientos colectivos. Recordamos que también los momentos de silencio, de ausencia de banda musical, son un instrumento por enfatizar la acción y expresar el conflicto que queremos representar.

Los participantes, sobre todo los adolescentes, son muy sensibles a la posibilidad de elegir una música que acompañe su trabajo y suelen ser muy creativos en esta fase. El vestuario también es un elemento importante de la coreografía. Siguiendo la tendencia de la danza contemporánea tendemos a valorizar los cuerpos con soluciones de vestuario que tensan a la simplicidad y homogeneidad de colores.

La película Five days to dance refleja bien esta fase del montaje.

La coreografía

La coreografía es el resultado del ensamblaje de todos los elementos anteriores. El rol del educador en esta fase es crucial ya que es quien guía al grupo dejando la libertad de crear, pero asegurando que la coreografía tenga las características de comprensibilidad deseadas, vigilando la duración de la representación, la expresividad del movimiento y la coherencia con el mensaje.

Normalmente, una coreografía producida en un taller de estas características dura entre treinta minutos y una hora. Siguiendo los principios de la secuenciación, la narración se parte en secuencias que introducen conflictos, se desarrolla en tres tiempos:

  1. Introducción del tema o conflicto (primeros 10/20 minutos): en el cual nos aseguramos de explicar el tema que tratamos con el movimiento y la danza. En este tiempo podemos utilizar improvisaciones singulares de cada participante realizadas contemporáneamente en distintos espacios del escenario. Si tratamos el bullying podemos representar en tres partes distintas del escenario tres casos: reproducimos un acoso físico con la danza, la exclusión de otro bailarín y el acoso verbal y psicológico.
  2. Desarrollo del conflicto: en el cual explicamos y añadimos todos los elementos que constituyen el conflicto; volviendo al ejemplo, el fracaso escolar como secuela del acoso, la soledad e incapacidad de relacionarse con otros, etc.
  3. La solución del conflicto: generalmente, la parte más coral y colectiva, porque la unión de los bailarines ya sugiere la solución, que puede ser simbólica, como gritar todos al unísono la misma palabra clave, o más palabras. Por ejemplo, si tratamos el bullying, asegurar entre los otros al sujeto que ha sufrido el acoso. Si tratamos el derecho al estudio, depositar a los pies de uno de los bailarines un libro. Siempre repetimos y subrayamos que no tratamos algún problema si no somos capaces de sugerir soluciones.

La representación

Es el momento de representar la coreografía para el público, ya sean los colegas de la escuela, las familias o público en general.

El grupo toma conciencia del trabajo realizado e introyecta el mensaje en el momento que es capaz de comunicar con el público. Es siempre positivo que el grupo pueda compartir sus sensaciones e ideas después de la representación y, si es posible, integrar los consejos y opiniones de los participantes, y eventualmente del público, respecto a la puesta en escena.

Valora este artículo del blog:
Normas control oficial de productos alimenticios
Consejos para el control de ventas
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 13 Noviembre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa