Masters y MBA online y a distancia

Sistemas de almacenamiento: compacto, dinámico y móvil

Sistemas de almacenamiento: compacto, dinámico y móvil

El almacenamiento compacto

También llamado de gran densidad, consiste en almacenar la mercancía formando bloques, hasta una altura que nuestros medios mecánicos nos permitan, con este sistema conseguiremos el mayor aprovechamiento del espacio, este sistema es ideal para almacenar mercancías o productos iguales.

Podemos diferenciar entre:

  1. Las estanterías “drive-in” permiten la entrada de vehículos apiladores o carretillas en su interior. Este tipo de estanterías forman un conjunto de ubicaciones en profundidad apoyadas, por la parte trasera, sobre la pared y un único pasillo frontal para maniobra y circulación de las carretillas y otros vehículos de apilado. La propia estantería forma calles interiores de carga con carriles de apoyo para las paletas; los vehículos entran en dichas calles interiores con la carga elevada por encima del nivel en el que la van a depositar. Las carretillas son el medio mecánico más utilizado en este tipo de almacenamiento y cuando entran para depositar o tomar la carga lo hacen en marcha frontal y para salir, vacías o con la carga, salen marcha atrás. El mayor inconveniente que presenta este sistema de almacenamiento es que los productos deben seguir el criterio de salida.
  2. Las estanterías “drive-througt” se instalan en forma de isla, dejando a ambos frentes pasillos de maniobra y circulación, de tal forma que los vehículos apiladores o carretillas elevadoras pueden pasar a su través. Este tipo de estanterías presenta la ventaja de facilitar la salida de mercancía respondiendo al criterio FIFO, porque la carga/descarga se puede realizar por ambos extremos. La carga de estas estanterías se realiza colocando las paletas en posición transversal, con el fin de procurar el mayor espacio posible para el paso de los vehículos y el soporte de las cargas es una viga corrida, soportada a ambos lados del pasillo por ménsulas de apoyo.

Las principales características del almacenamiento compacto son:

  1. Máxima rentabilidad del espacio del almacén superficie/volumen.
  2. Al colocarse unas cargas encima de otras la mercancía queda protegida sufriendo así menos deterioros.
  3. El ahorro de espacio puede llegar hasta un 94% en comparación con el almacenaje convencional.
  4. Reducción de costes si comparamos el volumen de mercancía almacenada con la superficie total del almacén es muy bueno.

Entre los inconvenientes que presenta el almacenamiento compacto destacan:

  1. Existen limitaciones ya que solo permite una o pocas referencias por pasillo, siendo difícil gestionar las fechas de caducidad o establecer algún tipo de clasificación.
  2. Las mercancías pueden sufrir algún daño si son manipuladas dentro de las mismas estanterías.
  3. Los sistemas mecánicos de manipulación y transporte dependerán de las características y dimensiones de las estanterías y sus huecos.
  4. Las operaciones de manipulación y expedición de pedidos suelen ser lentas y una vez implantado este método es difícil de cambiar.

El almacenamiento dinámico

Este sistema es ideal para mercancías que requieren una perfecta rotación de stock, por lo que es la que mejor se adapta a los sistemas LIFO y FIFO, podemos conseguir también un almacenamiento compacto. Al ser muy mecanizado, ahorramos costos de tiempo en su manipulación.

Las estanterías dinámicas son estructuras metálicas compactas con unos caminos de rodillos donde se colocan las paletas o las cajas. Éstas se deslizan por la fuerza de la gravedad cada vez que se retiran las que están situadas en la salida de la estantería. Las estanterías dinámicas pueden responder al criterio de salida FIFO o LIFO y según el mecanismo de funcionamiento pueden ser accionadas por gravedad o motorizadas.

El funcionamiento de cada modelo es el siguiente:

  1. Las estanterías dinámicas accionadas por gravedad se disponen con dos pasillos, uno en cada frente, para facilitar la maniobra de las carretillas (igual que las estanterías “drivethrougt”. Introduciremos los palets por la zona más alta, y se desplaza la mercancía de forma controlado por el grado de inclinación, quedando de esta forma en la parte de salida.

Es la mejor forma de almacenaje para el sistema FIFO, ahorraremos mucho tiempo en la manipulación de la mercancía. Se reducirán los errores ya que en cada pasillo se almacenará una única referencia.

Los rodillos se instalan con una ligera pendiente para permitir el deslizamiento de las paletas, también están provistos de frenos de inercia para controlar la velocidad de las cargas y en los extremos se colocan topes para evitar que las mercancías se puedan salir de la estantería. Dependiendo de las características como el peso y el volumen, se establecerá y definirá la pendiente necesaria.

Por ejemplo, para bidones se emplean pendientes reducidas; las cargas ligeras requieren una inclinación del 3 al 6%; para cargas pesadas el 4% y cuando las cargas superan los 50 kg se adaptan mecanismos de frenado.

Para cargas paletizadas los rodillos se colocan de forma horizontal y son accionados por pequeños motores eléctricos, aunque en estos casos se recomienda no superar los 10 m de altura ni los 30 m de profundidad.

  1. Las estanterías dinámicas motorizadas se instalan apoyadas sobre una pared y sólo necesitan un pasillo frontal para la maniobra y circulación de las caretillas (igual que las estanterías “drive-in”). Las estanterías poseen rodillos accionados por motores. Responden al criterio LIFO, pues las paletas se introducen y se sacan por el mismo frente. La carga se realiza empujando a la paleta anterior con la que se quiere introducir en ese momento y para la descarga se toman la paleta que se encuentra apoyada sobre los frenos o topes.

Ambos modelos de estanterías dinámicas (por gravedad o motorizadas) presentan como ventaja que la relación del volumen ocupado respecto al volumen total es muy buena. Las dinámicas motorizadas permiten, además, almacenar pedidos preparados para la expedición o hacer picking directamente sobre la propia estantería.

Entre los principales inconvenientes que presenta el almacenamiento dinámico destacan los siguientes:

  • Sólo permite una referencia por cada camino de rodillos y paletas de las mismas dimensiones y peso. En el caso de las motorizadas el número de paletas que se almacena de cada referencia es más reducido, al tener que introducir y sacar las paletas por el mismo lado.
  • Existe el riesgo de que se aplasten unas cargas sobre otras, cuando se deslizan por la pendiente de las estanterías.
  • La inversión para su implantación es muy grande y una vez instalado el sistema presenta dificultades de modificación.

El almacenamiento móvil

El almacenamiento móvil presenta las ventajas del almacenaje en estanterías convencionales y casi todas las del sistema en bloques. Para este tipo de almacenamiento las estanterías tienen que estar instaladas sobre plataformas o carriles que permitan dejar un pasillo entre las mismas.

Las estanterías móviles, por la forma de colocar las cargas, pueden ser de dos tipos: de baja altura, destinadas a pequeñas cargas de manejo manual, y de mediana altura, para cargas pale-tizadas, cuyo manejo se realiza con medios mecánicos.

Podremos formar unidades compactas sin necesidad de pasillos, simplemente deslizando las estanterías. El desplazamiento puede ser en paralelo, disponiendo unas estanterías frente a otras, o lateral, que ofrece más frentes para realizar la extracción simultánea de varios productos.

Según el sistema de movilidad, las estanterías se clasifican en:

  1. Estanterías móviles manuales. Las estanterías disponen de un volante en uno de los laterales de las estanterías, junto con un sistema de tornillo sin fin (normalmente enterrado en el suelo) colocado en los raíles de dichas estanterías. Como la movilidad se realiza manualmente la carga máxima que admiten oscila entre 6.000 y 8.000 kg.
  2. Estanterías eléctricas o automáticas. Disponen de motores instalados en las estanterías o en los raíles. Estos motores mueven un sistema de tornillo sinfín que es el que produce el movimiento de las estanterías.

El almacenamiento móvil permite utilizar el máximo volumen de almacenaje y es aconsejable cuando necesitamos ampliar la capacidad del almacén sin ampliar el local o en zonas donde el coste del suelo es elevado.

También se utiliza cuando hay que almacenar mercancía muy heterogénea, es decir, con diferentes dimensiones, peso y volumen. Por ejemplo, para productos de farmacia y empresas que utilizan cámaras frigoríficas o de congelación.

Entre las ventajas del almacenamiento en estanterías móviles destacan que se accede fácilmente a la mercancía y existe gran densidad de almacenamiento, al reducir considerablemente el número de pasillos.

Mientras que los inconvenientes son su alto coste en infraestructura y que es un sistema rígido, por su difícil modificación posterior.

Además de las estanterías móviles compactas existen las de movimiento rotativo (Paternos-ters y Carruseles).

Valora este artículo del blog:
La investigación internacional de mercados
Proyecto en el aula: inteligencias y técnicas
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Martes, 21 Mayo 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa