Masters y MBA online y a distancia

4 razones para estudiar un Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos

4 razones para estudiar un Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos

La conciencia global por el cuidado del planeta está en aumento y, afortunadamente, ha llegado también al sector industrial. Por ello, las energías renovables se utilizan cada vez más en este ámbito. Por ese motivo y otros tantos, realizar un Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos ofrece importantes salidas laborales.

Los proyectos energéticos están apenas haciendo su aparición en el escenario mundial. Todavía queda mucho por investigar y desarrollar en este campo. Por lo tanto, también hay mucho que planificar y ejecutar de cara al futuro para lograr un planeta más sostenible. 

Sin duda, quienes se orientan a un Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos tienen como un objetivo profesional (y de vida también) hacer un bien para conseguir un mundo más sano y menos contaminado. Además de la consecución de este fin tan loable, podemos enumerar muchas otras razones por las que este máster representa una excelente oportunidad educativa. A continuación, desarrollaremos los más destacados.

4 razones para hacer un Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos

1. Un mercado en expansión

En los últimos años, las inversiones en el ámbito de las energías renovables y los proyectos energéticos han superado a las de las energías convencionales (petróleo, gas) en países como Alemania o Brasil. Lo mismo ocurre en otros países de Europa y de América Latina. Esto habla a las claras de la relevancia que este tema está cobrando.

Mucho tienen que ver los avances tecnológicos, los cuales han permitido idear nuevas formas de aprovechar recursos renovables como el viento, el agua, los rayos solares y la biomasa, entre otros. En este contexto, son cada vez más necesarios los profesionales con competencias específicas en estas cuestiones. Se trata, por lo tanto, de un nicho laboral muy interesante a corto y largo plazo.

Paneles de energía solar y molinos de viento

2. Formación teórica y práctica

Las ofertas académicas actuales, como el título propio que ofrece la Universidad de Alcalá en conjunto con el CEUPE, brindan grandes ventajas a los estudiantes. Una de ellas es la participación en casos concretos, lo que permite llevar a la práctica todo lo aprendido. Así, los futuros expertos conocen en primera persona las características y necesidades del campo de acción en el que se deberán desempeñar. 

Las capacidades que se desarrollarán en este programa de estudios incluyen el tratamiento de los diferentes tipos de energías renovables, el trazado de planes estratégicos para la ejecución de proyectos energéticos y el manejo de cuestiones financieras, empresariales y legislativas relacionadas con estas obras.

3. Contribución al desarrollo de nuevas tecnologías

El Máster en Energías Renovables y Proyectos Energéticos no solamente forma personas capaces de poner en marcha proyectos ya elaborados, sino que también los instruye y les da herramientas para continuar investigando y desarrollando nuevas formas de energías renovables.

La biomasa, por ejemplo, constituye un área en el que todavía hay mucho por descubrir. Algo similar ocurre con las energías solar y eólica, pese a estar bien expandidas en todo el mundo, todavía hay mejoras que se pueden realizar a estos sistemas. Ni hablar de otras menos conocidas, como la mareomotriz y la basada en hidrógeno.

Por supuesto, también se busca expandir el uso de las energías renovables hacia nuevos sectores. Para ello, hace falta conocer a fondo su potencialidad y saber aplicarla a los diferentes contextos económicos de cada país y región. 

4. Participación en un cambio de mentalidad global

Manos con un planeta verde representando máster en energías renovables y proyectos energéticos

Si hemos dicho que hasta las industrias y los gobiernos de los países más desarrollados están comprometidos con este tema es porque la cuestión "va en serio". Y no es para menos: cada año, los índices de contaminación y calentamiento global nos alertan más de que hace falta un cambio.

Esto, además, ha llegado a la población general, cada vez más predispuesta a modificar sus hábitos y a aprovechar estas nuevas fuentes energéticas. Por citar un ejemplo concreto, ¿la gente habría aceptado hace quince años invertir en sistemas de calefacción que funcionen con energía solar? 

Con el paso del tiempo, ha habido un cambio de paradigma y una toma de conciencia muy importante, ayudados también por el crecimiento de los medios de comunicación y las redes sociales. Los profesionales son claves en este punto, ya que son vehículos de la información que las personas necesitan para adoptar prácticas más amigables con el ambiente.

Finalmente, podemos concluir que quienes se orienten al campo de las energías renovables tienen mucho que ganar. Se trata de un trabajo no solo muy conveniente desde el plano económico, sino que también es gratificante. Al fin y al cabo, se trabaja para conseguir un planeta más limpio, que quedará de legado para las generaciones futuras.

Valora este artículo del blog:
Neurodiversidad: mente, arte y cerebro (parte I)
Gestión de equipos (parte II)
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 24 Abril 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa