Masters y MBA online y a distancia

La cuenta de resultados y su estructura

La cuenta de resultados y su estructura

El funcionamiento de una empresa genera la percepción de unos ingresos y la realización de unos gastos de cuya diferencia surge el resultado del periodo:

Resultado = Ingresos – Gastos

El resultado de la gestión de la empresa es la consecuencia de dos tipos de actividades:

  1. Las actividades ordinarias de la empresa, las que le son propias, que generan el resultado de explotación y el resultado financiero.
  2. Las actividades extraordinarias de la empresa, es decir, las que solo se realizan de forma ocasional, que generan el resultado extraordinario o atípico. El beneficio por la venta de un terreno en una empresa que se dedica a la fabricación de muebles es un ejemplo de resultado extraordinario.

No obstante, y a efectos de análisis de la gestión en un periodo, esta cifra resulta insuficiente como elemento informativo.

En la ecuación del resultado, lo más relevante para el análisis no es el resultado de una formula, sino los componentes es esta operación. En consecuencia, denominaremos Cuenta de resultados a un estado contable con suficiente detalle de ingresos y gastos producidos en un periodo, clasificados y agrupados según un determinado criterio.

Estructura de la cuenta de resultados

La cuenta de resultados es el estado financiero que resume y clasifica el conjunto de operaciones de resultados (ingresos y gastos) producidos en un periodo de tiempo.

Decimos que resume, porque cada una de las partidas que lo conforman muestra el valor agregado de la totalidad de operaciones producidas en relación con cada concepto. Además, de cara al análisis, es conveniente realizar una clasificación que facilite información agregada relevante.

El objeto básico de la cuenta de resultados es proporcionar información de gestión que permita responder a la pregunta ¿cómo se ha generado el resultado del periodo?

Para responder a esta cuestión, cada empresa, dependiendo de sus características particulares, requerirá información con distinto nivel de detalle y clasificación. En consecuencia, se puede afirmar que cada empresa debería elaborar su cuenta de resultados particular para informar sobre la composición del resultado.

Por este motivo, existen distintos formatos para la elaboración de la cuenta de resultados, que tratan de dar respuesta a las diferentes necesidades de información.

Los aspectos más relevantes a la hora de definir un modelo de cuenta de resultados se pueden resumir en tres:

  1. Formato general de presentación
  2. Clasificación y agrupación de partidas
  3. Niveles de cálculo de resultado

El plan General de Contabilidad establece un modelo de cuenta de resultados obligatorio:

Cuenta P y G (P.G.C.)

Gastos

Ingresos

Gastos de exploración

Beneficio de exploración

Ingresos de exploración

Pérdida de exploración

Gastos financieros

Rdos. Financieros positivos

Ingresos financieros

Rdos. Financieros negativos

Beneficio ordinario

Pérdida ordinaria

Gastos extraordinarios

Rdos. Extraordinarios positivos

Ingresos extraordinarios

Rdos. Extraordinarios negativos

Benf. antes impuesto

Pérdida antes impuesto

Impuesto sobre benf.

Benf. Del ejercicio

Pérdida del ejercicio

En nuestro caso hemos de optar por otras alternativas más orientadas al análisis financiero y cuyas características básicas son:

  1. Formato general de presentación: La cuenta de resultados se presenta en una sola columna. Partiendo de los ingresos totales obtenidos por las actividades operativas se van restando progresivamente los gastos incurridos hasta obtener el resultado final.
  2. Clasificación y agrupación de las partidas: Las partidas de gasto se agrupan atendiendo a una clasificación funcional o mixta. La agrupación en funciones no es única y dependerá, en cada empresa, de la información de gestión requerida.

Estructura cuenta P y G:

 

Niveles de cálculo de resultado

El resultado del ejercicio se calcula por escalones y cada nivel incorpora un significado diferente. Independientemente del formato para analizar la cuenta de pérdidas y ganancias es recomendable presentar todos sus gastos e ingresos en forma de lista.

También hay que clasificarlos de la siguiente manera:

 

Los significados de estos términos son:

  1. Ventas netas: Incluyen los ingresos por actividad propia de la explotación de la empresa de la que se deducen los descuentos por bonificaciones en factura y los impuestos sobre dichas ventas
  2. Coste de mercancía vendida: incluye la totalidad de gastos incurridos en la adquisición o producción de bienes y/o servicios que han sido vendidos.
  3. Gastos variables o proporcionales de fabricación: son todos los gastos de fabricación directamente imputables a las ventas, o sea materia prima mano de obra directa de fábrica y gastos directos de fabricación. En este apartado, el consumo de materias primas u otras existencias se calcula a partir de las compras y de la variación de existencias.
  4. Gastos Variables o proporcionales de comercialización: son todos los gastos de comercialización directamente imputables a las ventas o sea portes de ventas, comisiones. Al conjunto de gastos variables se le denomina a menudo coste de ventas o coste de productos vendidos
  5. Amortizaciones: Son las del periodo en concepto de desgaste del inmovilizado material e inmaterial
  6. Gastos de estructura: son todos aquellos gastos provocados por la estructura de la empresa y no imputables a las ventas. A los gastos de estructura se les llaman a menudo gastos fijos en contraposición con los gastos variables vistos anteriormente. Los sueldos del personal administrativo, papelería, luz de oficina, etc.
  7. Otros ingresos y gastos: son todos los ingresos y gastos de explotación que no pueden ir incluidos en ninguno de los grupos antes indicados. Subvenciones, Ingresos atípicos.
  8. Gastos e ingresos financieros de la empresa, no solo los bancarios, también los comerciales Impuesto sobre sociedades, es distinto que el resto de los tributos. (el IVA no tiene la consideración de gasto, el Impuesto de actividades económicas es un gasto de estructura). En lo que respecta al cálculo de resultados:
    1. Margen Bruto de Explotación: Es el primer escalón de cálculo de beneficios, se determina por la diferencia entre las ventas y el coste de ventas. Este excedente tendrá que ser suficientemente amplio como para poder cubrir el resto de gastos, y además obtener un beneficio
    2. Beneficio neto de Explotación: Es el segundo escalón de cálculo y se determina restando del margen bruto la totalidad de gastos de explotación. Expresa la capacidad que tiene el negocio para generar excedente por sus actividades operativas, con independencia de otros resultados y gastos
    3. Beneficio antes de intereses e impuestos (BAII): Expresa la capacidad para generar excedente con independencia de la estructura de financiación
    4. Beneficio antes de impuestos (BAI): Es el resultado de deducir al BAII los gastos financieros
    5. Beneficio Neto (BN): Si al BAI le descontamos los impuestos, el resultado será el beneficio neto generado en el periodo
    6. Beneficio Retenido (BR): Constituye el último escalón de la cuenta de resultados, después de deducir al BN los dividendos.

Valora este artículo del blog:
Política de distribución de marketing mix: estrate...
Turbinas de reacción
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 14 Octubre 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa