Masters y MBA online y a distancia

El turismo rural es un tipo de turismo sostenible

El turismo rural es un tipo de turismo sostenible

En la Declaración de Quebec (2002) se define el turismo rural sostenible como “…aquel turismo donde la motivación principal de los turistas es la observación y la apreciación de la naturaleza, así como de las culturas tradicionales, que contribuye a la conservación del patrimonio cultural y natural, incluye a las comunidades locales en su planificación y desarrollo y contribuye a su bienestar”.

De esta concepción teórica podemos concluir que la sostenibilidad del turismo rural abarca los tres ejes de la sostenibilidad:

  1. Eje ambiental: basado en la autenticidad de los recursos, su conservación y preservación.
  2. Eje social: en la medida que el bienestar de la comunidad local depende en parte del consumo de los turistas, así como de la interrelación que se establezcan entre ambos colectivos.
  3. Eje económico: centrada en la compensación de rentas desde una planificación cuidadosa de los aspectos ambientales y sociales – desarrollo económico desde un punto de vista sostenible.

Además, el turismo rural visto como turismo sostenible tiene en su óptica alcanzar varios objetivos, entre los que destaca:

  1. Concienciar a la población de las oportunidades del turismo rural para la economía y el medio.
  2. Trabajar en la protección del medioambiente, biótico y cultural.
  3. Contribuir a la mejora del nivel de vida de la comunidad.

Tal y como apunta Mónica Pérez de las Heras (Simposio CEDERUL) el turismo rural es un modelo más sostenible que el modelo de sol y playa, ya que mientras el segundo es un turismo masificado el primero es más bien de minorías que buscan una calidad de vida, nivel de reposo y descanso que no van a encontrar en la primera modalidad. Además, el consumo de recursos generados por el turismo rural, tanto en términos relativos como absolutos en mucho más reducido que en los modelos tradicionales, basados en una estrategia consumista.

Del mismo modo el turismo rural contribuye a la conservación y recuperación patrimonial mediante la recuperación arquitectónica, y por lo general contribuye a la mejora de rentas locales ya que en origen los promotores de turismo rural tienen una vinculación con el territorio y la comunidad.

En los modelos tradicionales, nos encontramos con nuevas instalaciones y promotores foráneos, aunque por otro lado la contribución a la mejora de rentas locales es mayor debido a la capacidad de generación de empleo, pero los impactos ambientales y de carácter social siguen la misma línea ascendente.

Desde un punto teórico y deseable aceptamos el turismo rural como paradigma de turismo sostenible, desde la práctica observamos cómo no todas las iniciativas de turismo rural cumplen con los criterios de sostenibilidad.

Algunas de las razones de ello residen en:

  1. Origen de los promotores. Si en sus orígenes el turismo rural nacía de la comunidad, como una vía de diversificación económica del medio rural (Europa), hoy en día es cada vez más frecuente encontrarnos con promotores que carecen de vinculación con el medio y la comunidad de destino. La falta de vinculación con la comunidad y el medio puede traducirse en falta de implicación, rompiendo así los ejes de la sostenibilidad desde un punto social y medioambiental.
  2. La búsqueda de rentabilidad económica, lleva en muchas ocasiones a olvidar los principios de sostenibilidad sobre los que se asienta el concepto de turismo rural. El tamaño de las empresas de turismo rural está muy relacionado con este hecho. Si el tejido empresarial del turismo rural en general está representado por empresas de pequeño tamaño, entendemos que una de las razones es por el carácter familiar de dichas explotaciones, lo que hace que la implicación y la responsabilidad con el medio y la comunidad estén casi aseguradas.
  3. La falta de formación y/o profesionalización del sector turístico rural, constituye uno de los factores clave. La falta de profesionalización, en ocasiones puede manifestarse en una falta de sensibilización hacia los impactos generados por la actividad turística, y lo que es más importante una falta de conocimiento y recursos para solventar y prevenir dichos impactos.
  4. El coste económico a la hora de aplicar ciertas medidas en pro de la sostenibilidad ambiental. Si bien para empresas de cierto tamaño la aplicación de medidas tecnológicas supone un gasto asumible, en el caso de las empresas de turismo rural, dado su reducido tamaño y entidad, dicho coste puede suponer la imposibilidad de aplicación. No obstante.

La industria hotelera está empezando a aplicar medidas, en algunos casos muy costosas, para una gestión más sostenible. Algunas de esas medidas no son extrapolables a las empresas de turismo rural, ya que como hemos mencionado el elevado coste económico hace que resulten inviables, pero otras muchas si son de aplicación. Con ello queremos decir que se está a tiempo, y existen las herramientas necesarias, para aplicar medidas que contribuyan a una gestión más sostenible de las empresas de turismo rural.

Presentamos a continuación una propuesta de sencillas medidas que pueden aplicarse a empresas de alojamiento de turismo rural de pequeño tamaño, especialmente indicadas para empresas de economía familiar.

Opciones e ideas para hacer una casa de turismo rural más sostenible:

  1. En las instalaciones:
    1. Diseño de la casa basado en la arquitectura bioclimática.
    2. Para cualquier obra, uso de materiales de la zona reutilizados.
    3. Uso de dispositivos de ahorro de agua en grifos, duchas y cisternas.
    4. Uso de dispositivos de luz que se apaguen solos.
    5. Uso de bombillas de bajo consumo.
    6. Uso de chimeneas, así como de calefacción individual.
    7. Instalación de aire acondicionado natural.
    8. Uso de energía solar.
    9. Uso de muebles y decoración tradicionales reutilizados.
    10. Cultivo en el jardín de plantas autóctonas.
    11. Comprobar regularmente las posibles pérdidas de agua.
    12. Utilizar productos ecológicos -pinturas, barnices, etc- para decorar la casa.
    13. No utilizar electrodomésticos con CFCs.
  2. En el servicio de restauración:
    1. Consumo de productos de la zona.
    2. Cultivo de productos de agricultura biológica.
    3. Cocinar los alimentos mediante un uso eficiente de la energía.
    4. No mantener los grifos abiertos cuando no sea necesario.
    5. Comprar productos que no lleven demasiado embalaje
  3. En la gestión:
    1. Elaboración de papelería y folletos de la casa en papel reciclado.
    2. Separación de basuras en origen. Realización de compost.
    3. Uso de envases rellenables para champú, gel, etc.
    4. Uso de paquetes de mantequilla, mermelada, grandes, etc.
    5. Formación de los empleados sobre la importancia de la sostenibilidad.
    6. No utilizar pesticidas ni herbicidas químicos en el jardín.
    7. Evitar la contaminación acústica.
    8. No realizar emisiones contaminantes al suelo, tierra o aire.
  4. En la información:
    1. Indicación a los turistas de que están consumiendo productos ecológicos.
    2. Fomento de la ducha antes que el baño.
    3. Establecimiento de carteles indicativos sobre el uso de las toallas.
    4. Información sobre la importancia del ahorro de energía.
    5. Fomentar en los turistas el reciclado de papel, aluminio y vidrio.
    6. Poner a disposición de los clientes una biblioteca de temas ecológicos, con información sobre actividades en la zona.
    7. Solicitar al municipio que se establezca un plan de recogida selectiva en la zona.
    8. Fomentar en la zona, la existencia de otras casas rurales sostenibles.
  5. En las actividades:
    1. Fomento de actividades relacionadas con el respeto a la naturaleza: senderismo, observación de aves, fotografía de naturaleza, etc.
    2. Evitar las actividades que provoquen un impacto ambiental en la zona.
    3. Fomentar que el turista abandone el vehículo y realice sus excursiones en medios de transporte ecológicos: a pie, a caballo, en bicicleta.
    4. Fomentar en los clientes el uso de bolsas de basura en sus excursiones, así como salidas para colaborar en la limpieza de determinadas zonas.
    5. Indicar a los clientes lugares especialmente frágiles en determinadas épocas del año por nidificación de ciertas especies, etc.

Además de estas medidas otras vías para la gestión sostenible que haga del Turismo Rural el paradigma de Turismo Sostenible que contempla su definición, es la aplicación de sistemas de gestión ambiental (certificados o no) que permitan al empresario de turismo rural alcanzar los objetivos de sostenibilidad deseados.

SI ESTÁS INTERESAD@ EN FORMARTE EN EL ÁREA DE TURISMO, INFÓRMATE EN CEUPE DE NUESTROS PROGRAMAS Y TITULACIONES DE POSTGRADO EN TURISMO.

¿Qué es la estructura financiera de la empresa?
¿Qué son los biocombustibles líquidos?
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 20 Febrero 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa