Masters y MBA online y a distancia

¿Qué es la rentabilidad económica?

¿Qué es la rentabilidad económica?

La rentabilidad económica o de la inversión es una medida, referida a un determinado periodo de tiempo, del rendimiento de los activos de una empresa con independencia de la financiación de los mismos.

De aquí que, según la opinión más extendida, la rentabilidad económica sea considerada como una medida de la capacidad de los activos de una empresa para generar valor con independencia de cómo han sido financiados, lo que permite la comparación de la rentabilidad entre empresas sin que la diferencia en las distintas estructuras financieras, puesta de manifiesto en el pago de intereses, afecte al valor de la rentabilidad.

La rentabilidad económica se erige así en indicador básico para juzgar la eficiencia en la gestión empresarial, pues es precisamente el comportamiento de los activos, con independencia de su financiación, el que determina con carácter general que una empresa sea o no rentable en términos económicos.

Además, el no tener en cuenta la forma en que han sido financiados los activos permitirá determinar si una empresa no rentable lo es por problemas en el desarrollo de su actividad económica o por una deficiente política de financiación.

El origen de este concepto, también conocido como Return On Investment (ROI) o Return On Assets (ROA), si bien no siempre se utilizan como sinónimos ambos términos, se sitúa en los primeros años del s. XX, cuando la Du Pont Company comenzó a utilizar un sistema triangular de ratios para evaluar sus resultados. En la cima del mismo se encontraba la rentabilidad económica o ROI y la base estaba compuesta por el margen sobre ventas y la rotación de los activos.

Denominación

Definición

Contenido

R.O.I.

RENTABILIDAD ECONOMICA

(Return on investment)

B.A.I.T./ACTIVO

Mide la productividad o rendimiento de los activos reales de la empresa.

MARGEN DE VENTAS

B.A.I.T/VENTAS

Mide el margen de beneficio que se consigue por las ventas de explotación de la empresa.

ROTACIÓN DE ACTIVOS

VENTAS/ACTIVO

Mide la efectividad con que se utilizan los activos de la empresa. Se puede relacionar con cada tipo de activos, generalmente fijos o circulantes.

Así pues, el ratio ROI, es la rentabilidad del activo, ratio de rentabilidad de la inversión e, incluso, como ROI, traducción literal del inglés Return on Investment. Denominado como el rey de los ratios dada su popularidad y aceptación.

En cuanto al numerador del ratio BAIT, es un excedente económico que depende básicamente de la actividad realizada por la empresa según su estructura económica sin que, por lo tanto, su cálculo periódico se vea afectado por la estructura financiera empresarial.

Con respecto al denominador del ratio, se toma el activo total neto porque representa la estructura operativa de la empresa o estructura económica, independientemente de las inversiones que hayan realizado los socios. Es decir, se utilizan como referencia las inversiones totales realizadas por la empresa como tal y que representan el soporte estructural de su actividad productiva.

Ahora bien, en la fórmula del ratio de rentabilidad económica, se puede introducir una modificación consistente en multiplicarlo y dividirlo por la cifra de ventas.

La fórmula es la siguiente:

ROI = BAIT / Activo × Ventas / Ventas = BAIT / Ventas × Ventas / Activo = MARGEN × ROTACIÓN

Margen y rotación

El margen mide el beneficio obtenido por cada unidad monetaria vendida, es decir, la rentabilidad de las ventas. Los componentes del margen pueden ser analizados atendiendo bien a una clasificación económica o bien a una clasificación funcional. En el primer caso se puede conocer la participación en las ventas de conceptos como los consumos de explotación, los gastos de personal o las amortizaciones y provisiones, mientras en el segundo se puede conocer la importancia de las distintas funciones de coste, tales como el coste de las ventas, de administración, etc.

La rotación del activo mide el número de veces que se recupera el activo vía ventas, o, expresado de otra forma, el número de unidades monetarias vendidas por cada unidad monetaria invertida. De aquí que sea una medida de la eficiencia en la utilización de los activos para generar ingresos (o alternativamente puede verse como medida de la capacidad para controlar el nivel de inversión en activos para un particular nivel de ingresos). No obstante, una baja rotación puede indicar a veces, más que ineficiencia de la empresa en el uso de sus capitales, concentración en sectores de fuerte inmovilizado o baja tasa de ocupación. El interés de esta magnitud reside en que permite conocer el grado de aprovechamiento de los activos, y con ello si existe o no sobredimensionamiento o capacidad ociosa en las inversiones.

Descompuesta así la rentabilidad económica como producto de dos factores económicos, margen y rotación, puede verse como consecuencia de la eficiencia operativa (técnicoorganizativa) de la empresa (aumento de rotación y reducción de costes) y del grado de libertad en la fijación de precios (grado de monopolio).

+

B

A

MARGEN

C

D

-

 

-

ROTACIÓN

+

El incremento de la rentabilidad pasará, consecuentemente, por alguna de las siguientes actuaciones:

  1. Aumentar el margen, permaneciendo constante la rotación
  2. Aumentar la rotación, permaneciendo constante el margen
  3. Aumentar las dos magnitudes, o sólo una de ellas siempre que la disminución en la otra no ocasione que el producto arroje una tasa de rentabilidad menor

Para conocer el posicionamiento de la empresa en los dos factores explicativos de la rentabilidad económica puede utilizarse una representación gráfica, en la que podemos agrupar a los distintos tipos de empresas en cuatro cuadrantes:

  1. Empresas con alta rentabilidad, originada tanto vía margen como vía rotación
  2. Empresas con elevado margen y baja rotación
  3. Empresas con baja rentabilidad, debido tanto al margen como a la rotación
  4. Empresas con elevada rotación y bajo margen

En los sectores de actividad industrial pesada se darán márgenes más elevados frente a niveles de baja rotación. Por el contrario, en empresas comerciales y de servicios es más importante la política de conseguir grandes rotaciones que la posibilidad de mantener márgenes elevados.

Las alternativas estratégicas combinadas de márgenes y rotación son:

  1. Aumento de margen, siempre que la rotación permanezca invariable
  2. Aumentando la rotación, siempre que el margen permanezca invariable
  3. Disminuyendo cualquiera de las dos magnitudes, siempre que, alternativamente, se produzca un incremento tal en la otra magnitud, de cuyo producto se deduzcan una tasa de rentabilidad mayor

Dato importante: Difícilmente se van a poder establecer políticas de margen y rotación conjuntamente.

Alternativas de la rentabilidad económica

MARGEN

ROTACIÓN

RENTABILIDAD

Alto

Alta

Muy buena

Alto

Baja

Buena

Bajo

Alta

Buena

Bajo

Baja

Mala


Ejemplo:

 

Año 1

Año 2

Margen

16,50%

14,50%

Rotación

1,05

1,03

ROI

17,33%

14,94%


A través de la evolución de los ratios se aprecia como la empresa ha disminuido su rentabilidad económica, tanto por no poder mantener un mayor margen sobre ventas como por causa de una menor rotación de los activos.

Valora este artículo del blog:
Los eventos externos: Patrocinio de actos
Las claves de la negociación internacional
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Jueves, 23 Mayo 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa