Masters y MBA online y a distancia

¿Qué es el tamizado?

¿Qué es el tamizado?

Es una parte del proceso que se fundamenta en una filtración sobre soporte delgado y sus metas son las mismas que se buscan con el desbaste, es decir, la retirada de materia que, por su tamaño, pueda alterar en los tratamientos posteriores.

Según los tamaños de los orificios de paso del tamiz, se distingue entre:

  1. Macrotamizado. Se realiza sobre una chapa perforada o malla metálica con paso de sólido superior a 0,2 mm. Se usan para frenar el paso de materias en suspensión, flotantes o semiflotantes, residuos de plantas o animales, ramas... de dimensiones entre 0,2 y varios milímetros.
  2. Microtamizado. Fabricado sobre tela metálica o plástico de malla inferior a 100 micras. Se usa para extraer partículas en suspensión muy pequeñas presentes en el agua de abastecimiento (plancton) o en aguas residuales pretratadas.

La instalación de tamices en un pretratamiento de una planta depuradora se justifica:

  1. Cuando las aguas residuales brutas contienen cantidades especiales de sólidos en suspensión, flotantes o residuos.
  2. Cuando se producen con cierta frecuencia vertidos industriales importantes derivados principalmente del sector alimentario (residuos de plantas, de animales, semillas, residuos de huevos...).

Los tamices suelen ir precedidos por un desbaste como el descrito en el epígrafe anterior.

Vamos a ver las diferentes clases de tamices:

  1. Macrotamices rotatorios. Se usan en el caso de aguas residuales poco cargadas. Formados por un tambor cilíndrico de eje horizontal en caso de que la cota de agua cambie relativamente poco, o como una banda rotatoria sobre cadenas sin fin cuando las cotas del agua sufren grandes fluctuaciones. El tamiz va a estar en parte bajo el agua. El agua accede por el interior del tambor y termina saliendo al exterior quedando frenados en las paredes internas del tamiz los residuos a extraer. El tambor va rotando. En la parte superior del tambor, los residuos van siendo eliminados mediante unos chorros de agua que los hacen salir al exterior. El paso de malla está entre 0,3 y 3,0 mm. La pérdida de carga es pequeña, entre 0,2 y 0,5 m.
  2. Tamices autolimpiantes, estáticos o rotativos. Los tamices estáticos están provistos de una reja formada por barras horizontales de acero inoxidable, de sección triangular. La inclinación sobre la horizontal se reduce gradualmente de arriba a abajo, pasando de unos 65º a unos 45º. El agua entra por la parte superior y pasa a través de las barras, mientras, la materia retenida va escurriendo por el tamiz y saliendo al exterior, donde se acumula en contenedores temporalmente. Así, obtenemos sucesivamente la separación, escurrido y evacuación de las materias sólidas. Los tamices rotatorios están formados por una reja cilíndrica de eje horizontal con barras de sección trapezoidal, la cual gira lentamente. El agua cae por la parte superior, entrando en el interior del tamiz, en tanto que la suciedad queda acumulada en el exterior y son extraídas a un contenedor provisional mediante un rascador fijo. El paso de malla es de 0,2-2,0 mm. Las pérdidas de carga son altas, del orden de 2 m, lo que obliga en la mayor parte de los casos a un bombeo suplementario.

Tienen el problema añadido de ser sensibles al atascamiento por grasas coaguladas.

Valora este artículo del blog:
La importancia de construir indicadores de rentabi...
Técnicas de Link Building
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Lunes, 20 Mayo 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa