Masters y MBA online y a distancia

La evaluación ambiental estratégica (parte IV)

La evaluación ambiental estratégica (parte IV)

 “El desarrollo sostenible no debe concebirse como una meta a alcanzar, sino como un conjunto de condiciones que deben ser respetadas en las decisiones sobre las transformaciones del planeta.”

Recomendación: Leer Parte IParte II y Parte III

Diferencias entre EAE y EIA

La EAE consiste en aplicar los principios de la EIA a políticas (ambientales y no ambientales), planes (sectoriales y espaciales) y programas de acción ya establecidos y propuestos.

La EIA de proyectos de inversión individuales lleva muchos años de existencia, tanto en países desarrollados como en una cantidad creciente de países en vías de desarrollo. La EAE, en cambio, ha tenido un crecimiento menos rápido, pero la presión para su aplicación es cada vez mayor. Son muchas las razones de esta presión:

  1. Actualmente se reconoce que la EIA de proyectos de inversión, por sí sola, no es suficiente como mecanismo de gestión ambiental, pues a menudo no se consideran alternativas, ya sea de lugar o de proceso; no se aborda el carácter dinámico de las interacciones entre medio ambiente y desarrollo y se descuidan los impactos acumulativos.
  2. Muchas personas admiten hoy que los planes de uso del territorio y los planes sectoriales son débiles, ya que no toman en cuenta las limitaciones ambientales.
  3. Muchos organismos internacionales, especialmente el Banco Mundial, presionan para que se introduzcan mecanismos destinados a garantizar prácticas productivas y de desarrollo más sustentables, y se cree que la EAE es una de las herramientas más poderosas para lograrlo (Russell, 1995).

Si bien los métodos de evaluación para la EAE y la EIA son similares en términos generales, hay diferencias en la escala y oportunidad del estudio, así como en el grado de detalle que se requiere.

Los métodos de la EIA para focalización, identificación y predicción de impactos pueden adaptarse para ser usados en la EAE, y también es posible usar metodologías de análisis de políticas y estudios de planificación. Estas diferencias son las siguientes:

  1. Diferencias de escala. La escala de una EAE tiende a ser mucho más grande que la de una EIA porque:
  • La medida propuesta comprende varias actividades diferentes y no un proyecto único.
  • La gama de alternativas que se puede considerar es más amplia (por ejemplo, lugares, tecnologías y modelos de uso de territorios alternativos).
  • El área sobre la cual se lleva a cabo la evaluación es más extensa porque es probable que los impactos sean más difusos geográficamente.
  • La gama de impactos ambientales por evaluar puede ser mayor (por ejemplo, algunos impactos del uso de recursos –de agua y combustible– pueden ser significativos a nivel de planificación estratégica pero no a nivel de evaluación de proyecto).
  1. Diferencias de oportunidad. El intervalo de tiempo que media entre la planificación y la aprobación de una acción o medida, por un lado, y la implementación de las actividades específicas que dan origen a impactos ambientales, por otro, es mayor en la EAE que en la EIA. Esto puede incidir en una mayor incertidumbre en cuanto a las predicciones de impactos en el caso de la EAE, ya que se sabe menos sobre la decisión final, pues esta también puede variar a medida que pasa a través del proceso de planificación.
  2. Diferencias de grado de detalle y nivel de exactitud de la información. El grado de detalle y el nivel de exactitud de la información que se necesita a nivel de toma de decisiones de políticas, planes o programas suele ser menor que el que se requiere para evaluar y adoptar decisiones a nivel de un proyecto individual.
  3. Diferencias de tiempo disponible. El tiempo disponible para reunir y analizar información para una EAE, salvo en el caso de algunas decisiones políticas, es mayor que para una EIA.

Integración de la evaluación ambiental en planes y programas y procedimiento de evaluación

Las formas de integración de la evaluación ambiental en los planes y programas pueden ser de diversos tipos. En la Directiva se remarca la necesidad de una mayor estructuración del procedimiento de planificación, sobre todo desde el punto de vista de la participación y la consulta.

La experimentación dirigida por las regiones participantes ha puesto de manifiesto dos aspectos relevantes:

  • La exigencia de que la evaluación ambiental se inicie paralelamente a la redacción del plan o programa, y que continúe paralelamente al desarrollo del plan o programa de manera que la influencia sea continua y constante.
  • La necesidad de que el plan o programa no sea estático, sino flexible e interactivo. Esto facilitará la introducción de los resultados obtenidos con la evaluación ambiental, modificando e integrando, donde sea necesario, el plan o programa. La relación directa entre el plan y la evaluación ambiental deberá favorecer el necesario e intenso intercambio de información.

De hecho, se pueden activar numerosas sinergias entre el procedimiento del plan y el procedimiento de evaluación: en el análisis, en las opciones de prioridad, en la participación y en la concreción de estrategias y acciones alternativas.

La Directiva 2001/42/CE ha establecido los elementos esenciales para estructurar los nódulos críticos de la evaluación ambiental de los planes y programas: la definición del campo de aplicación, las diversas autoridades competentes, la estructuración del proceso, las posibilidades de integración con los procedimientos existentes y los criterios para determinar los efectos significativos. Otros numerosos elementos problemáticos han emergido en el desarrollo de las experimentaciones del proyecto ENPLAN. Para estos puntos críticos y elementos problemáticos, la guía propone esquemas procedimentales, enfoques analíticos e instrumentos operativos.

El aspecto fundamental es la construcción e implementación de la base de conocimiento. Esta ha de ser compartida por los diversos sujetos implicados en el plan o programa. Estructurar y compartir el conocimiento representa, de hecho, el punto de referencia tanto para la evaluación ambiental como para la construcción del plan o programa.

El enriquecimiento continuo de la base de conocimiento mediante el monitoreo de los resultados efectivos y el intercambio de sus resultados entre los agentes de la planificación en las diversas escalas son condiciones necesarias para la coherencia del sistema de planificación y para su orientación hacia la sostenibilidad.

Otro aspecto clave es la integración de los objetivos económicos y sociales del plan o programa a someter a evaluación ambiental con los objetivos de sostenibilidad ambiental.

Solamente esta integración permite articular los objetivos, las acciones y las líneas de intervención del plan o programa de manera que sean factibles:

  • La verificación de la coherencia mediante el análisis de coherencia externa, con los objetivos y contenidos de los otros planes y programas, e interna, entre los objetivos específicos y las acciones del plan o programa.
  • La construcción de las alternativas del plan o programa, según criterios racionales.
  • La determinación del sistema de los indicadores y la programación del seguimiento.
  • La evaluación de los efectos significativos de las propuestas del plan o programa: primarios, secundarios, acumulativos, sinérgicos, a corto, medio y largo plazo, permanentes y temporales, positivos y negativos.

Finalmente, los procesos de participación y de consulta son aspectos claves. A pesar de la diferente finalidad de los dos procesos, para dar resultados concretos y ser eficaces, ambos deben ser estructurados de manera sistemática y organizada, debe quedar clara su finalidad y deben estar acompañados de procesos de información completos y transparentes.

Continuación...

Valora este artículo del blog:
La evaluación ambiental estratégica (parte V)
La evaluación ambiental estratégica (parte III)
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 24 Abril 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa