Masters y MBA online y a distancia

Fundamentos de la teoría de las IM (Parte II)

Fundamentos de la teoría de las IM (Parte II)

“Debemos trabajar para desarrollar las inteligencias que no están tan desarrolladas en el alumno y fomentar las que ya lo están. Este es el mayor desafío de la teoría de Gardner: la necesidad de activar la inteligencia, más allá del estímulo

Recomendación: Leer Parte I

Cómo empezar a operar con la teoría de las IM

Antes de empezar con cualquier modelo de aprendizaje basado en la teoría de las IM, lo primero que debemos hacer es aplicarlo a nosotros mismos: como docentes, educadores, padres y estudiantes; ya que, si no tenemos la experiencia legítima de la teoría inmanente ligada a la comprensión directa, no podemos hacer extensivo este conocimiento, ni estaremos en condiciones de aplicarlo; solo haremos pequeños ejercicios, o copias, no como modelo integrativo que pueda ser transmitido.

Primero, vamos a evaluarnos en las IM y empezar a buscar las maneras de desarrollarlas en nuestras propias vidas. Cuando iniciemos nuestra propia evaluación, iremos viendo en qué áreas nos sentimos más fluidos o menos. La teoría de las IM es muy aplicable a la hora de conocer nuestras debilidades y fortalezas, así como las áreas que tradicionalmente hemos usado como docentes, permitiéndonos observar todas las actividades que ejecutamos a la hora de comprender nuestra mente. Así pues, iremos progresivamente conociendo cómo evaluarlas.

Si quieres empezar a aplicar en tu escuela un proyecto basado más en el individuo, el sistema escolar debería reflexionar sobre las siguientes funciones necesarias:

  • Evaluador especialista: su misión consiste en proporcionar un espectro regularizado y actualizado de las inclinaciones, potencialidades, ventajas y desventajas del alumno. Considerando que la evaluación debe de ser ecuánime en relación a los diferentes tipos de inteligencias. Utilizando, además, un tipo de técnicas adaptadas al perfil intelectual concreto.
  • Gestor de currículo académico: una vez que tenemos el perfil intelectual del estudiante, el gestor puede recomendar los programas, itinerarios o cursos que el estudiante debería seleccionar, con la finalidad de poder alcanzar al éxito académico.
  • Gestor de comunidad educativa: una vez superada la fase del currículum académico, el gestor educativo buscará oportunidades para el estudiante dentro de la comunidad. El objetivo fundamental es incrementar la posibilidad de que estos puedan entrar en contacto con su vocación, aficiones, perfiles conocidos e incluso explorar los desconocidos. Para ellos es imprescindible el conocimiento del medio donde se desenvuelve el sujeto, así como poder favorecer la movilidad si fuese necesario.

Una vez evaluada nuestra inteligencia, usando el test de las inteligencias y nuestra propia observación, vamos a ir desarrollando un grado aceptable de competencia de cada una de ellas, dependiendo de tres elementos clave:

  1. Nuestra dotación neurobiológica: abarcando desde los aspectos genéticos, antes o después del nacer.
  2. Historia de la nuestra vida: incluyendo que nos hayan hecho creer si somos inteligentes (que lo somos) y las pruebas nos han llevado a ello. Observando si nuestras inteligencias han estado suprimidas o activadas.
  3. Antecedentes culturales o históricos: incluyendo la época o lugar donde hemos nacido, cómo nos hemos criado, con qué culturas hemos estado en contacto, qué influencias o desarrollos históricos han marcado nuestra vida.

La teoría de las IM ya se está aplicando en todo el mundo. Como principales ventajas aporta:

  • Aumento de la asertividad en el sujeto.
  • Aumento de la resiliencia.
  • Aumento de la empatía atencional.
  • Aumento de la concentración.
  • Aumento de la felicidad y el bienestar.

Raíces y significado de los criterios de inteligencia

Una forma que sugiere H. Gardner a la hora de presentar los criterios para definir una inteligencia es agrupándola en torno a la función de sus raíces disciplinarias. Para ello utiliza criterios que proceden de la biología y el análisis lógico:

  • La posibilidad de que la inteligencia se pueda aislar en el caso de lesiones cerebrales.
  • Que tenga una historia evolutiva plausible.
  • Desarrollo de más trabajo en la psicología experimental.
  • La idea de contar con test psicométricos.
  • Aceptar que existen personas o seres excepcionales.
  • Incremento del conocimiento medible en un 40%.

Estos criterios fueron los primeros que Gardner indicó en 1983. Hoy los presentaría de otra manera, pero aun así vamos a tomarlos en su conjunto, considerando que esos criterios de inteligencias constituyen una contribución inicial de gran importancia para adentrarnos en el paradigma de las inteligencias múltiples, con dos propuestas principales:

  1. La teoría es una aproximación completa a la condición del individuo y a la expresión de una nueva forma de cognición, presentando la inteligencia como algo que puede ser definido como intrínseco a la naturaleza del ser humano desde el punto de vista de la pedagogía cognitiva social. Gracias a la evolución de un ser humano, este se va capacitando para obtener un conjunto de inteligencias: siete, ocho, doce... Gracias a esto, se puede movilizar y conectar, en función de sus propias preferencias y habilidades, en relación con la cultura en la que habita.

Aunque todos nacemos con todas las inteligencias, no todos destacamos en un perfil determinado porque no hay dos personas iguales, ni dos condiciones iguales. Por tanto, las inteligencias surgirían como una paleta genética heredada de la persona, su vida y su cultura.

  1. La singularidad de cada ser humano. Aunque cada uno de nosotros tiene esas inteligencias, es un gran reto cómo planteamos el despliegue de esos recursos humanos en el aula. Aprovechar la singularidad sin despreciar el colectivo.

Las inteligencias no son buenas ni malas, no hay mayor dotación o menor, porque H. Gardner pone toda su obra en un marco fenomenológico donde también incluye, por ejemplo, la moral. Si la inteligencia es utilizada de manera poco constructiva o destructiva, ¿para qué sirve la inteligencia? Decidir cómo uno hace uso de la inteligencia es un cuerpo de valores, no de metas, capacidades o habilidades.

A lo largo de su trabajo, H. Gardner ha ido ampliando la lista de ocho a más inteligencias. Básicamente ha reconocido la existencia de tres nuevas: naturalista, espiritual y existencial.

La fuerza de las pruebas y evidencias para cada una de ellas puede variar, pero nuestra misión como docentes consiste en identificar las inteligencias, y no en expresar sesgos o reservas hacia ellas.

Por tanto, el listado de las IM de H. Gardner, en este momento, es: lógico-matemática, verbal o lingüística, musical, kinestésica o táctil, visual-espacial, interpersonal, intrapersonal, naturalista, espiritual y existencial.

Las inteligencias paso a paso: propuesta práctica

Cada institución educativa, sea escuela, instituto o universidad, pretende estimular las inteligencias de sus estudiantes, creando un ambiente en el que los mismos sean capaces de expresar su conocimiento. Esta expresión debe de realizarse en contextos seguros, donde la exploración de lo conocido y el amor a lo desconocido nos aliente.

Si observamos una jornada tipo en una escuela de inteligencias múltiples de adolescentes, encontramos que el estudiante trabaja tanto áreas tradicionales como no tradicionales. El aprendizaje puede estar basado en currículums clásicos o por proyectos. El sistema de evaluación puede ser por procesos, por productos o por aplicabilidad. Puede estar realizado por el alumno mismo, por sus iguales o por sus profesores.

En ocasiones, es de utilidad acompañarse de profesores auxiliares que observan, o de un grupo de estudiantes que observan. Estos toman notas sobre las actividades que más les gustan, cómo han llegado a ese conocimiento, detallando el perfil de las inteligencias del sujeto, sus mentes, áreas fuertes y débiles… Todo esto forma parte de la carpeta de evidencias de aprendizaje que se incorpora en el portafolio del alumno.

En otras ocasiones, es la comunidad la que es invitada a participar de la escuela. Los estudiantes tienen la oportunidad de conocer a expertos, maestros, artistas, profesionales… que tienen una gran experiencia vital. Este concepto de transferencia de aprendizaje es muy útil para el estudiante, elabora un vínculo primario con la figura del mentor.

Si queremos empezar a programar en IM, no tenemos que tener prisa, pero sí es importante atender a unos criterios básicos fundamentales:

  • Evaluación. Planificar y diseñar muy claramente qué medios, instrumentos o mecanismos vamos a utilizar para poder evaluar según cada inteligencia. Contemplar la posibilidad que permita observar directamente lo aprendido por diferentes vías: clásica, inferencia, licitación, elaboración de un producto...
  • Currículum. Adaptar los ejercicios, propuestas, proyectos... a un programa de inteligencias múltiples, con diferentes niveles y estilos de aprendizaje según los estudiantes.
  • Educación continua de profesores y personal no docente. Es muy importante atraer a nuestro equipo personas que realmente tengan vocación. Para poder mejorar las condiciones de la educación, se necesita grandes profesionales vocacionales, que sepan transmitir ese conocimiento a futuras generaciones.
  • Participación de la comunidad educativa. La complejidad del siglo XXI, en materia de globalización, entorno cambiante y la necesidad de estar al día de tantos cambios son rasgos distintivos. Por ello, es imprescindible que la comunidad represente la pluralidad de la sociedad también a nivel intergeneracional.

Mitos de las IM

  • Las inteligencias se pueden medir en test y determinar puntuaciones. La realización de una batería para las IM no es coherente con la teoría de las IM. Simplemente hay que observar las inteligencias con detenimiento durante horas.

  • La inteligencia es igual a un ámbito o disciplina. Una inteligencia es una potencialidad, que nos corresponde en virtud de nuestra pertenencia a la especie humana. Se puede desarrollar, o no, como consecuencia de los valores culturales, motivaciones de cada persona, circunstancias, etc.

  • Una inteligencia es igual a un estilo de aprendizaje o estilo de trabajo. Una persona puede tener un estilo reflexivo, pasivo, activo, intuitivo o perceptivo para un área concreta y no para todas. De tal manera que una persona podría ser reflexiva para las matemáticas y activa en la gimnasia. No todas las personas tienen asociado el mismo estilo de trabajo por inteligencia.

  • La teoría de las IM no es empírica. Falso, es totalmente empírica, se han desarrollado múltiples estudios sobre la teoría de la mente, en ámbitos cognitivos y comportamentales, que avalan la teoría de las IM. Además, no hay ninguna teoría que se haya establecido empíricamente para siempre, pues toda teoría está sujeta a cambios.

  • La teoría de las IM es incompatible con la inteligencia general. Falso, la teoría de las IM no pone en absoluto en duda su alcance ni su poder, IM es neutral en la cuestión de la herencia, pero subraya y enfatiza el carácter esencial del ambiente y el valor de la epigenética.

  • Al ampliar la denominación de inteligencia, la teoría de IM hace que el concepto clásico carezca de sentido. Falso, porque se trata de abarcar un mayor ámbito de capacidades humanas y no generar menosprecio a aquellos que puntúan o son neurodiversos.

  • Solo hay una manera de trabajar las IM. Falso, la teoría de las IM no es una formula educativa concreta, no hay ninguna recomendación específica en torno a la duración de las clases, la jornada, los materiales, la formación, etc.

Valora este artículo del blog:
4 razones para estudiar un Máster en Seguridad de ...
Fundamentos de la teoría de las IM (Parte I)
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 22 Mayo 2019

ESCUELA INTERNACIONAL

Proyección Internacional, con alumnos y antiguos alumnos residentes en más de 38 países y sedes en América Latina

AYUDAS DIRECTAS AL ESTUDIO

Plan Internacional de Ayudas Global Learning con una dotación anual superior al millón de euros repartidas entre 1.000 alumnos

PROFESORADO UNIVERSITARIO Y DIRECTIVO

Contamos con un claustro de profesores de alto nivel académico y directivo, con más de 15 años de experiencia docente y profesional
CEUPE - Centro Europeo de Postgrado y Empresa